martes, agosto 25, 2015

Modigliani

Autoretrato de Amedeo Modigliani


Una parte de la vida de un pintor, también escultor, bohemio y adicto que realizó una obra plástica que es referente en la historia del arte es la que nos describe Arthur Pfannstiel en este pequeño y bello libro editado en Argentina a mitad del siglo XX.

El autor nos hace acompañar en sus recorridos parisinos al pintor cuando llegó a establecerse en la capital francesa en 1906. Entonces era un joven de 22 años. Llevaba el artista una buena cantidad de francos –su abuelo fue banquero- que su vida bohemia fue consumiendo hasta verse en la miseria. Aún en la penuria económica vivió intensamente en Montmartre, como muchos artistas de Europa y algunos de América lo hacían al inicio del siglo XX. Dibujaba y pintaba. Sus musas eran sus compañeras de vida bohemia.

Además del vino, el consumo de hachís lo consumía por dentro. Bebía, fumaba, dibujaba y pintaba. Así fue la forma de vivir de este gran pintor y escultor.

Sus obras tuvieron muy poca aceptación y demanda entre los coleccionistas en aquella época. Esto limitaba severamente sus ingresos. Con lo poco que conseguía por alguna obra, vivía como a él le gustaba, disfrutando la vida a su manera. Murió joven.

Sus retratos de mujeres, de apariencia tierna y colores vivos, son quizá sus obras más admiradas en la actualidad -o desde la actualidad en que fue escrito este libro, hace seis décadas-. El libro dedica un capítulo a su obra escultórica, que es poco conocida.

Modigliani es uno de los grandes artistas que marcaron la historia del arte en el siglo XX. Éste es un libro breve, acompañado de algunas reproducciones en color de obras suyas. Un libro para leer, ver y disfrutar.


Título: Modigliani
Autor: Arthur Pfannstiel
Traductora: Delia Barnabó
Editorial: Schapire S. R. L.
Edición: Primera, agosto de 1954.


domingo, agosto 23, 2015

La sombra del caudillo




Esta obra de Martín Luis Guzmán es considerada la primera novela de la Revolución Mexicana. Fue escrita al finalizar la tercera década del siglo XX en España y publicada allá. La libertad de expresión era en aquellos años limitada en México. La primera versión fue publicada por entregas en un diario mexicano y sus últimos capítulos ya no fueron publicados.

La novela narra una, quizá no diferente de otras, sucesión del presidente de república. Entre dos aspirantes, uno cuenta con las simpatías de grupos políticos mayoritarios en el congreso y el otro las simpatías de los grupos minoritarios representantes sedicentes de obreros y campesinos y la del caudillo presidente.

Guzmán retrata una parte negra de la historia de México. La sucesión en la presidencia de México de Álvaro Obregón a Plutarco Elías Calles, eliminando en el camino a Francisco Serrano –asesinado por militares el 3 de octubre de 1927 en un paraje de la carretera de Cuernavaca a la ciudad de México-, los tres generales del grupo triunfante en la disputa por el poder al ser eliminado Venustiano Carranza.

El autor exhibe la forma licenciosa de vivir del general y secretario de guerra que será eliminado. Su vida extramarital y su visita frecuente a la casa de una de sus amigas a divertirse en compañía de mujeres de la vida aparentemente fácil pero difícil.

La narración va describiendo los sucesos en que el secretario de guerra es apoyado por fuerzas políticas y militares para poder llegar a la presidencia. Algunos festejos de adhesión sin que el ministro de las armas acepte públicamente que aspira a suceder al caudillo, ya que sabe y confirma que no cuenta con el apoyo de éste. Trata de conciliar con su oponente en su aspiración. Las circunstancias lo van orillando a tomar decisiones precipitadas. Finalmente cae en la trampa. Es hecho prisionero y asesinado junto son sus compañeros de aspiraciones, algunos militares y otros políticos.

Con base en esta novela, en 1960, el director de cine Julio Bracho hizo la película del mismo nombre –La sombra del caudillo-. Para su realización contó con el apoyo del sindicato de trabajadores de la industria cinematográfica. Los fondos que se recaudarían serían para equipar una clínica para los servicios médicos de esos trabajadores. La cinta estuvo censurada por el gobierno de México por treinta años. Se dijo que ofendía al ejército, aunque quienes lo decían eran políticos a cargo de la secretaría de gobernación. Finalmente en noviembre de 1990 fue exhibida la película por la cineteca de la UNAM. En estos días será nuevamente exhibida en pantalla grande.

Esta novela describe una parte de la historia negra de México. La disputa sangrienta por el poder político. La novela en su momento y la película después fueron censuradas. Así las cosas, decir lo que pasó en México en algún tiempo no fue fácil. El gobierno ha creído que puede decidir lo que pueden leer y ver los mexicanos. Esta novela es una muestra y la película basada en ella también. Por ello la importancia de defender la libertad de expresión y de información a plenitud.



Título: La sombra del caudillo
Autor: Martín Luis Guzmán
Editorial: Espasa – Calpe. S. A.
Edición: Segunda, 1930.

sábado, julio 25, 2015

1915, México en guerra

Niño soldado enlistado en las tropas federales, Archivo Casasola, 1915

A cien años de sucesos que ensangrentaron campos y ciudades de México, el historiador Pedro Salmerón nos entrega un libro con la descripción de esos hechos y la situación previa de contexto, todo ello en el marco de lo que los mexicanos tenemos identificado como Revolución.

En el año previo, 1914, es derrocado el gobierno espurio del asesino del Presidente Francisco Madero, Victoriano Huerta. Hasta ahí confluyeron unidos todos los gobernantes de estados y generales con sus respectivas tropas que combatieron al usurpador bajo la dirigencia del exgobernador de Coahuila Venustiano Carranza. Al obtener el triunfo sobre el dictador usurpador, sobrevino la separación y luego el enfrentamiento, éste primero en lo político en luego en el terreno militar.

Describe al autor la conformación de las tropas de las dos grades facciones: La integrada por la División del Norte –con el general Francisco Villa al frente- y el Ejército Libertador del Sur –con el general Emiliano Zapata como su comandante- por un lado y por el contrario una mezcla de facciones que siguió encabezando Venustiano Carranza. Cada facción en sus territorios y con sus fuentes de financiamiento y aprovisionamiento de instrumentos y materiales de guerra.

Hubo un intento de conciliación entre todas las fuerzas que derrocaron al usurpador Huerta. Esta fue la Convención de Aguascalientes –celebrada en 1914- en la que se desconoció como encargado de la presidencia a Venustiano Carranza y se designó como presidente provisional al general Eulalio Gutiérrez. Carranza no aceptó esos acuerdos y se fue a refugiar al puerto de Veracruz. Inicialmente formaron parte del ejercito de la Convención las fuerzas villistas, luego al iniciar 1915 se dio la ruptura. E inició la guerra que da título a este libro de Salmerón.

Preciso en nombres de actores, casi todos generales, lugares, número de elementos de tropa, fuentes de financiamiento y aprovisionamiento, áreas de estadía e influencia, rutas del ferrocarril. Todo un mapa de un país en guerra.

El autor describe los lugares de las batallas, que por circunstancias de su residencia fue conociendo o visitando exprofeso, describe la preparación de las batallas y luego su desarrollo. Todo un gran reportaje de un país inmerso en la guerra. Ya lo dice el himno nacional: Guerra, guerra en el monte, en el valle… Por cierto cuestiona la cifra que se ha mencionado de muertos en la Revolución. Que no llegó al millón que se tiene escrito en la historia, que fueron menos. Cual sea la cantidad, las vidas que costó este año de guerra y toda la revolución fueron muchas.

La otra cuestión que discute el autor es por qué fue derrotada la alianza de ejércitos campesinos y populares que conformaron la División del Norte y el Ejército Libertador del Sur, esto en contra de la versión oficial –la que construyó el priísmo a lo largo del siglo XX- de que esos ejércitos campesinos no tuvieron un proyecto de Nación. El autor enfrenta esa tesis y ofrece pruebas de la organización de ambos ejércitos campesinos y de la organización socioeconómica que desarrollaron en los territorios que controlaron –fundación de escuelas, bancos, reparto de la tierra, ejercicio del gobierno mismo-. Todo ello con el país en plena guerra.

En las páginas iniciales el autor hace notar la presencia que los generales Villa y Zapata siguen teniendo en el ánimo popular. Sus retratos están en las casas, las fondas, las tiendas de pueblos y ciudades y hasta en los restaurantes de comida típica. Cuando llego a la casa que habita mi madre una de las fotografías que veo adornando una pared es de los generales Emiliano y Eufemio Zapata con sus parejas. En la casa que habitó una pintura me recuerda todos los días al General Emiliano Zapata, esa pintura nos acompaña en las últimas cuatro viviendas que hemos habitado. Y los libros sobre Villa también nos acompañan.

Finalmente el autor reflexiona sobre los costos y consecuencias de la guerra como fenómeno para disputar el poder. Por esos elevadísimos costos y la sangre que se derrama llega a la misma conclusión que millones de mexicanos: El cambio que se requiere para transformar a México debe ser en paz.


Título: 1915, México en guerra
Autor: Pedro Salmerón
Editorial: Planeta
Edición: Primera, febrero de 2015


Presentación del libro en el Jardín Labastida de Oaxaca de Juárez el domingo 15 de marzo de 2015. Tuve el honor de acompañar al autor.






lunes, junio 29, 2015

El águila y la serpiente



En tren, en automóvil, en barco, a caballo y caminando, van sucediendo las vivencias que el autor va registrando en su memoria. Se ha unido a la Revolución. Y lo recuerda y publica por primera vez en 1928 desde el otro lado del océano. Sin que lo sean expresamente, este conjunto de postales vividas por Martín Luis Guzmán, son sus memorias de la Revolución Mexicana. Así escribió lo que vivió o como lo recuerda.

El largo relato inicia en un tren que llega al puerto de Veracruz. Y termina en otro tren, éste partiendo de Aguascalientes y bajo la protección de Pancho Villa y su División del Norte que le permite ir a la frontera y llegar a Paso del Norte –ciudad Juárez- y salir así de un país inmerso en su Revolución, cuando las facciones que derrotaron primero al dictador Porfirio Díaz y llevaron al triunfo al presidente mártir Francisco Madero y luego derrotan al golpista usurpador Victoriano Huerta, se han separado y pelean enfrentadas. Queda el país en guerra y el autor parte.

Lo que describe en capítulos es la guerra en la que se combate al usurpador y asesino del Presidente Madero. Como se alinean en el norte del país las distintas facciones que se unen bajo la bandera del constitucionalismo con el liderazgo de Venustiano Carranza y avanzan hacia el sur, hacia la capital, hasta lograr la derrota del usurpador.

Al triunfo de los constitucionalistas, éstos se separan. Se efectúa la Convención de Aguascalientes. Ahí, en fuertes discusiones, se decide que Carranza deje de ser el que encabece la nación. Se nombra presidente provisional a Eulalio Gutiérrez. De éste efímero presidente es colaborador en su gabinete el autor, como parte de la Secretaría de Guerra a cargo del general José Isabel Robles. Desde esta privilegiada posición conoce de vista varios de los acontecimientos que marcaron la vida de México hace un siglo.

Convive con los generales revolucionarios siendo él civil. Crítica la actitud, que él denomina sanguinaria, de Pancho Villa al saber de algunas órdenes de fusilamiento que emite el líder de la División del Norte. Describe la estancia de los zapatistas del Ejercito Libertador del Sur en Palacio Nacional y hace elocuente la sobriedad y elegancia de los recintos y lo rudimentario de los soldados zapatistas, especialmente del general Eufemio Zapata, hermano de Emiliano.

EL autor es de los contados intelectuales, junto con José Vasconcelos, que participaron en la Revolución, al lado de los constitucionalistas y cuando triunfaron éstos y se escindieron, estuvieron en la Convención de Aguascalientes y formaron parte del gobierno de ahí emanado y que en un principio contó con el apoyo de la División del Norte. Luego vino la separación y la guerra continúo.

Lo acontecido hace 100 años y más en nuestro país es lo que nos narra el autor, como lo vivió él o lo recordó hace más de ocho décadas en su exilio madrileño. Es, sin duda, un libro para entender esa dramática parte de la historia de México.


Título: El águila y la serpiente
Autor: Martín Luis Guzmán
Editorial: Porrúa
Edición: Cuarta en la Colección de Escritores Mexicanos, 1995.

viernes, junio 19, 2015

Tonada de un viejo amor




Un viejo bolero y una pieza de jazz. La frontera de por medio. La misma historia de amor. La primera parte prohibida pero posible en secreto. La segunda posible y visible pero mal vista a los ojos de los demás. Mónica Lavín nos lleva a la intimidad de una pareja aparentemente imposible y luego a otra pareja súbita.

La vida cotidiana en un pueblo del norte de México. La cosecha de la uva y la fiesta que la acompaña. Es lo que se ve a los ojos de todos. Lo que no se ve es lo que ocurre con una intensidad que solo el amor de una pareja que no puede serlo a la vista de los demás vive.

Montar a caballo es la única actividad que la pareja que esconde sus amores hace a la vista de los demás. Los paseos en los corceles los acercan bajo el radiante sol y les permiten ocultarse brevemente entre las escasas arboledas en esa región semidesértica. Sus encuentros intensos suceden en la obscuridad, escondidos entre la pastura de las bestias. Viven así un amor salvaje.

Él se casa para aparentar una vida normal. Ella sufre, pero acepa que es la única manera en que puedan seguir amándose, en ese amor prohibido que los envuelve. Él muere de pronto. Todo cambia.

Del otro lado de la frontera ella se enamora de un músico de jazz. Ella ve en el músico al ser amado que perdió para siempre. Lo convence de que se marche con ella al sur de la frontera. Inician una vida en matrimonio. Los demás, su familia y amistades, no lo aceptan. Se ven aislados.

Ella vive una segunda edición de su amor prohibido. El sol sigue intenso. Los campos de vid siguen dando su fruto. Aparentemente la vida sigue igual.

La música, desde el título, acompaña esta intensa narrativa. Un viejo bolero y una pieza de jazz. El amor busca como realizarse. Y para el amor se requieren solo dos, con un bolero de fondo o una pieza de jazz.


Título: Tonada de un viejo amor
Autora: Mónica Lavín
Editorial: Planeta – Conaculta
Edición: Primera en Narrativa Actual Mexicana, marzo de 2001.


Un viejo amor de Alfonso Esparza Oteo



Ain't Misbehavin






Y el autógrafo de la autora