sábado, marzo 18, 2006

¿Águila o Sol?



Octavio Paz, Premio Nóbel de Literatura 1990, escribió este libro de poemas que terminé de leer la noche del lunes último.

La escritura de Paz es especial. Su manejo del lenguaje, de las palabras es magnífico, las junta, las separa, las agrupa, juega con ellas.

¿Águila o Sol? es la expresión popular en México para jugar un volado, qué: cualquier cosa. Dejar que la suerte decida, que el azar tome la decisión, que la moneda vuele en el aire y al caer marque la suerte: ¿Águila o Sol?

El poema que le da título al libro es un recuento. Cito “Comienzo y recomienzo. Y no avanzo. Cuando llego a las letras fatales, la pluma retrocede...” así recuerda “Todo me servía: la escritura del viento, la de los pájaros, el agua, la piedra...”, concluye “Hoy lucho a solas con una palabra. La que me pertenece, a la que pertenezco:¿cara o cruz, águila o sol?

No es mi intención copiar todo este libro. Me gustaría hacerlo. Es delicioso leerlo. Sólo citaré algunos fragmentos.

Carta a dos desconocidas

“... Siguiendo tus pasos me acerqué a la desconocida, que me cogió de la mano sin decir palabra. Juntos recorrimos la costa solitaria hasta que llegamos al lugar de las rocas. El mar dormitaba. Allí canté y dancé; allí pronuncié blasfemias en un idioma que he olvidado. Mi amiga reía primero; después empezó a llorar. Al fin huyo. La naturaleza no fue insensible a mi desafío; mientras el mar me amenazaba con el puño, el sol descendió en línea contra mí. Cuando el astro hubo posado sus garras sobre mi cabeza erizada, comencé a incendiarme. Después se restableció el orden. El sol regreso a su puesto y el mundo se quedó inmensamente solo. Mi amiga buscaba mis cenizas entre las rocas, allí donde los pájaros salvajes dejan sus huevecillos.”

Eralabán

“Engendros ataviados me sonríen desde lo alto de sus principios. La señora de las plumas turquesa alancea el costado; otros caballeros me aturden con armas melladas. No basta esa falta de sintaxis que brilla como un pico de ámbar entre las ramas de una conversación demasiado frondosa, ni la frase que salta y a la que inútilmente detengo por la cola mientras le doy unos mendrugos de tontería...”

Mariposa de obsidiana –Itzpapálotl-

“...Me hice tan pequeña y tan gris que muchos me confundieron con un montoncito de polvo. Sí, yo misma, la madre del pedernal y de la estrella, yo, encinta del rayo, soy ahora la pluma azul que abandona el pájaro en la zarza...”

Toda una evocación a una deidad de los mexicas. Un recuerdo de la cultura mesoamericana. Nuestro pretérito, muchas veces presente.

Concluyo con las citas con el poema dedicado al pintor Rufino Tamayo, quién ilustró la portada de este libro, con su típico color rosa mexicano y el dibujo de la moneda en el aire, el volado.

Ser natural

“...Plumas coléricas o gajos de alegría, deslumbramientos, decisiones imprevistas, siempre certeras y tajantes, los verdes acumulan humores... ...los grises se abren paso a cuchilladas netas, a clarines impávidos. Colindan con lo rosa, con lo llama. Sobre sus hombros descansa la geometría del incendio...”

Y el colofón

Hacia el poema

“... Cuando la Historia duerme, habla en sueños: en la frente del pueblo dormido el poema es una constelación de sangre. Cuando la Historia despierta, la imagen se hace acto, acontece el poema: la poesía entra en acción.

Merece lo que sueñas.”


Título: ¿Águila o Sol?
Autor: Octavio Paz
Editorial: Fondo de Cultura Económica
Edición: Primera y única edición conmemorativa, 2001
Primera edición: 1951.

6 comentarios:

Gaby dijo...

Hola! Qué lindo lo que pusiste! Había leído muy poco de Paz...gracias por ésto! Me gustó mucho también tu foto...Es en tu casa?
Besos

Eleonaí dijo...

Hola Gaby:

La foto del Sol, artesanía de hojalata traída de Oaxaca, está en la casa. El fotografo soy yo.

La alegoría del águila es una pieza tallada en madera que vi en mi visita a Arrazola:

http://viajesdeeleonai.blogspot.com/2005/12/arrazola-cuna-de-los-alebrijes-hoy-por.html

Águila libre dijo...

Gracias por tu visita. Leí tu post de ¿Águila o Sol?. Puede ser una salida, dejar que el azar o el destino decida.

Un abrazo en la distancia

María Paz

Sam dijo...

"Merece lo que sueñas"...grandioso

Anónimo dijo...

Lo mejor que grandiosos los poemas!

Jaime Ramirez dijo...

hola buena tardes he buscado y no encuentro este libro de aguila o sol y quisiera volver a leerlo, si alguien sabe algun link para su lectura o descarga por favor compartanmelo gracias

jaime ramirez