lunes, diciembre 31, 2012

Índice 2012


Narrativa

Ensayo

Cuento

Arquitectura

Política

Novela histórica

Biografía y autobiografía

Personajes

Bibliotecas, ferias y exposiciones

Numeralia: 27 libros leídos.

Lecturas de:

viernes, diciembre 21, 2012

La Navidad en las montañas



Exuberancia en el paisaje montañoso de las serranías del sur de México, en contraste con escasa vegetación del relato bíblico es el fondo que da ambiente a esta pequeña novela del maestro Ignacio Manuel Altamirano.

El narrador describe sus recuerdos de antiguas vivencias en días de inicio del invierno de épocas pasadas. Cabalga el protagonista, en algún año de la tercera parte del siglo XIX, y va recordando sus vivencias en la montaña. Y surge el relato haciéndose dialogo cuando se encuentra el militar liberal protagonista con un párroco en la serranía.

En el dialogo se van identificando, el párroco y el militar, como seres humanos plenos y al servicio de sus congéneres. Así fluye la conversación que da cuenta de un hábitat idílico. Cada personaje hace lo que tiene que hacer en bien de sus semejantes. La situación perfecta.

Las vivencias decimonónicas se van sucediendo alrededor de la ocasión de la Navidad. Se reproducen en el texto villancicos de aquella época. Atrae la atención el encuentro del militar y el cura y la identificación de ambos en sus afanes por servir a los demás. De la misma manera se hace mención del maestro –preceptor dice el relato- y del presidente del pueblo. Todos unidos.

Finalmente se da lugar a una historia de amor. La doncella acepta finalmente al galán que la pretende después de que aquél ha pasado por circunstancias difíciles. El amor triunfa al final.

El lenguaje, propio del siglo XIX, nos hace viajar en el espacio y el tiempo y acudir a una situación idílica ocurrida hace más de un siglo y medio, cuando se peleaba con las armas por lo que se identifica en la historia nacional como la Reforma y se contaba ya con una Ley de Libertad de Cultos.

Y siendo vigente desde entonces esa ley, que ya está incluida en el artículo 24 de la Constitución surgida de la Revolución, no es aceptable el pretendido cambio que está en curso en las legislaturas locales.


Título: La Navidad en las montañas
Autor: Ignacio Manuel Altamirano
Editorial: Promexa Editores
Edición: Primera en Clásicos de la Literatura Mexicana, 1979.

lunes, diciembre 17, 2012

No decir adiós a la esperanza

Campaña de Andrés Manuel López Obrador en Xalapa, 17 de abril de 2012
Ahí él obtuvo más votos que sus dos adversarios del PAN y PRI juntos

¿Qué hace un candidato que recibe una gran aceptación y no llega la presidencia de su Nación?

El excandidato a la Presidencia de los Estados Unidos Mexicanos, Andrés Manuel López Obrador, explica en este breve libro su punto de vista y sentir sobre el proceso electoral de este año -2012- para renovar el poder ejecutivo federal. Lo hace con la suficiente pasión por lo sucedido y explica serenamente cómo vio la competencia electoral para mantener el régimen en el ámbito del neoliberalismo que beneficia a muy pocos a costa del empobrecimiento de millones de mexicanos.

Son tres capítulos, en el primero se explican los antecedentes y la campaña electoral, el segundo describe el fraude electoral y el tercero es una llamado a continuar la lucha por un cambio verdadero en México.

A partir de volver a explicar cómo está constituido el poder político y económico en México, el autor describe la formación y desarrollo del Movimiento Regeneración Nacional –Morena- como una opción para la transformación nacional mediante el voto de los ciudadanos informados y consientes de la realidad del país.

Hay un repaso a la historia de la democracia en México. Y mención a los fraudes electorales posteriores a la Revolución Mexicana, que inició con el postulado del sufragio efectivo y la no reelección, encabezada por Francisco I. Madero. Fraudes desde 1929 hasta 2006. Y una nueva modalidad de fraude electoral en 2012, al utilizarse muchos millones de pesos para la compra de votos, mediante la dádiva en efectivo o en bienes a sectores de la población más perjudicados por las políticas neoliberales que han afectado su economía, colocándolos en la situación de precariedad de aceptar otorgar sus votos a cambio de una recompensa. En una frase: En 2012 se compró la presidencia.

Finalmente el excandidato hace un llamado a no claudicar, a continuar la lucha por la transformación de México de manera pacífica y por la vía electoral. La mejora en la organización de Morena y su posible transformación en partido político, para que sirva de instrumento de participación en los procesos electorales. Hay referencia al empobrecimiento de millones de mexicanos y también al deterioro en la cohesión de la sociedad por el predominio, impulsado por medios masivos de comunicación, de conductas que en la práctica rechazan los valores para una convivencia pacífica. Se plantea la transformación de la Nación con tres ejes: Honestidad, justicia y amor. Incluye algunas tesis sujetas a debate de las características de una República Amorosa.

Si la Guerra de Independencia duró once años y la Revolución siete años hasta llegar a la Constitución que nos rige como Ley Suprema, la transformación que se requiere ahora no será ni inmediata ni fácil. Lo medular es no decir adiós a la esperanza.


Título: No decir adiós a la esperanza
Autor: Andrés Manuel López Obrador
Editorial: Grijalbo
Edición: Primera, noviembre de 2012

sábado, diciembre 15, 2012

Quería estar con cristiano...


La fundación de Antequera 1529 – 1531



¿Cómo se funda una ciudad que llega a ser en menos de cinco siglos Patrimonio Cultural de la Humanidad?

Los zapotecas utilizaban las entonces tierras fértiles del valle para la agricultura. Un día del siglo XVI llegaron al valle los conquistadores españoles. Había un pequeño puesto de control militar de los derrotados mexicas. Corrían las aguas, entonces transparentes, por el río que surca el valle. A la izquierda del río y al pie del ahora llamado cerro del Fortín decidieron erigir la ciudad. Fue trazada de manera reticular como ya había evolucionado la arquitectura española. La plaza central y a los cuatro frentes de ésta las casas de los poderes.

Y la villa erigida entonces fue gobernada a la usanza española. Esta villa se denominó Antequera y fue sede de la provincia de Guajaca. En la sede de la Nueva España se daba ya la disputa por el control del territorio entre Hernán Cortés y los enviados del Rey de España encabezados por el Virrey. En esa disputa fue nombrado el primer Alcalde Mayor –Gobernador- de Antequera con autoridad en toda la provincia de Guajaca. Tal nombramiento, los preparativos del viaje, el traslado, llegada, estancia y retiro del primer Alcalde Mayor de Antequera, Juan Peláez de Berrio, es el tema de este breve libro de Manuel Esparza, basado en los archivos de aquella época.

Dice el autor:
En estas tierras ya conquistadas se implantó el cohecho como práctica común, llegándose a cobrar homicidios y casos de canibalismo por tejones de oro. En medio del pillaje desenfrenado, una mujer india, Inesica, llegó a despertar en el gobernador sentimientos de ternura que nadie creería que fuera capaz de tenerlos. Cualquier comparación con la conducta de gobernantes posteriores, no es mera coincidencia.

Peláez de Berrio fue destituido. Se le hizo lo que entonces de denominaba juicio de residencia. Tal proceso inició en Antequera, continuó en la ciudad de México, entonces capital de la Nueva España y concluyó en Madrid, sede del Imperio Español, en aquellos años el más poderoso del orbe.

Los indios pusieron su trabajo materializado en el oro que entregaron al insaciable Peláez. Los que no cumplía sus disposiciones de entrega de oro pagaban con castigos corporales para someterlos y algunos con su propia vida. Algunos españoles también corrieron la misma suerte al tratar de enfrentar al temido Alcalde Mayor.

No se hace referencia en el texto de las edificaciones, salvo la casa que habitó el propio Peláez y  donde ejerció su poder. Su mandato fue muy breve para fortuna de los pobladores de la villa. Ellos con su trabajo tenaz  hicieron que ésta recibiera el título de ciudad y sus ciudadanos, a lo largo de más de cuatro siglos, la hicieron hermosa, de tal manera que desde hace un cuarto de siglo es Patrimonio Cultural de la Humanidad.

He andado desde mi primer paso esta ciudad. Se me hizo cotidiana su grandeza. Varias décadas deje de hacerlo por vivir en otras latitudes. Estos días en que he vuelto a andar por sus calles, plazas, jardines y entrado a algunas de sus casonas la voy descubriendo nuevamente. Y me llena el asombro al mirar sus rectas calles, sus templos, las fachadas de sus casonas, los interiores de algunas, las montañas que la rodean y el cielo intensamente azul que la cubre.


Título: Quería estar con cristiano...
Autor: Manuel Esparza
Editorial: Carteles Editores
Edición: Segunda, 2007

miércoles, diciembre 12, 2012

El desastre




Desde su trayectoria por el centro y occidente de México, siendo Rector de la Universidad Nacional, promoviendo la Ley de Educación, hasta su peregrinar por las universidades de Estados Unidos de América, al tomar la decisión de contender por la presidencia de los Estados Unidos Mexicanos, nos comparte José Vasconcelos sus vivencias en este tercer tomo de sus memorias.

Los viajes en vagones de ferrocarril desvencijados por las ciudades del bajío y occidente del país, las reuniones con los gobernadores y diputados para presentarles y obtener su apoyo a la Ley que creó la actual Secretaría de Educación Pública son descritos por el autor como en charla de café. Los apoyos que fue recibiendo hasta la aprobación de esa ley, en los términos que la propuso. Así fue creado lo que él llama el Ministerio de Educación con sus tres grandes áreas: Escuelas, bibliotecas y bellas artes.

Su trato como Rector de la Universidad Nacional con los presidentes de la Nación, primero Adolfo de la Huerta y luego Álvaro Obregón y luego el nombramiento que éste le extendió como primer Ministro de Educación de México. ¿Qué le dice un Rector y luego Ministro al Presidente para convencerlo de que la educación será el principal motor que impulse el avance de la Nación? Vasconcelos nos lo va platicando, todo ello en el contexto político de entonces. La disputa, primero sorda y luego abierta, de Plutarco Elías Calles por hacerse de la presidencia con el apoyo semioculto de Obregón, la eliminación, inclusive con el asesinato de sus opositores. La redacción y aprobación de los Tratados de Bucareli de manera oculta para la Nación, y, otra vez, el asesinato de opositores a esa entrega al gobierno y poderío yankees. La presentación de su renuncia al Ministerio que creo en protesta por uno de esos graves asesinatos –en la persona del senador Field Jurado- y el ofrecimiento del presidente Obregón de investigar y castigar a los responsables, lo que no hizo ya que eran sus aliados –Morones, autor intelectual del asesinato, y dirigente de la entonces poderosa CROM-.

Su salida del gobierno encabezado por Obregón y su postulación como candidato a Gobernador del Estado de Oaxaca –su tierra natal-. La gran aceptación entre sus paisanos y el inicio de su campaña en la tierra de sus ancestros por la vía materna en el pueblo de Tlaxiaco. El cambio de la correlación de fuerzas por la intervención del gobierno federal que encabezaba el mismo Obregón y que impidieron con la fuerza de las armas que fuera gobernador

Su estancia difícil en México y su salida a Europa, ante el ascenso de Calles al poder. Su recorrido por capitales europeas y otras ciudades que le importaron por el arte. Su recorrido por algunas ciudades de oriente, con el mismo interés por el arte. Su establecimiento, con su  familia, en París. Su precaria economía que sustentaba con la publicación de su primer libro –La raza cósmica- y sus artículos que se publicaban en El Universal de México y otros diarios de América.

Su participación en el Congreso Antimperialista de Bruselas como parte de la delegación de Puerto Rico que lo acogió como un latinoamericano representativo de las luchas por la libertad y la justicia. Su combate a la simulación callista en ese congreso.

Su traslado a Estados Unidos de América como profesor de las Universidades de Chicago, Stanford y Berkeley. Combinando esta estancia con la impartición de conferencias, para ganarse el sustento inclusive, en otras universidades, instituciones y asociaciones yankees, exhibiendo los crímenes e injusticias del gobierno de Calles y el apoyo que tenía de los banqueros de Wall Street y del gobierno yankee.

En uno de los capítulos finales describe la forma en que fue capturado en Laredo, Texas, por agentes yankees mercenarios, el general Lucio Blanco y entregado a militares callistas que lo asesinaron junto a su asistente, ahogándolo, a mitad del río Bravo y simularon una incursión armada del general indefenso.

Precisamente Plutarco Elías Calles, en la cima de su poder y después del asesinato de Álvaro Obregón, convocó a sus allegados y formó con ellos el Partido Nacional Revolucionario, primer antecedente del actual Partido Revolucionario Institucional -Pe erre i- que el primer día de este mes retornó a la presidencia de México después de alternarse una docena de años con el Partido Acción Nacional, su actual copartícipe del atraso nacional y la gran desigualdad prevaleciente en la sociedad mexicana de inicio del siglo XXI.

Un excelente libro que nos permite conocer una época de México. Y saber que no todos los que alguna vez  han ejercido alguna parte del poder público lo han hecho de forma miserable como la mayoría de los políticos mexicanos. Hay grandes excepciones y una de esas es la persona del ilustre Maestro de la Juventud de América José Vasconcelos.


Título: El desastre
Autor: José Vasconcelos
Editorial: Jus
Edición: Sexta, primera expurgada, 1958.

Otros libros de José Vasconcelos en este blog:






miércoles, noviembre 28, 2012

Memorias del dueño del yate Granma



En el marco de la conmemoración del 56avo aniversario de la partida del yate Granma, con los 82 expedicionarios cubanos a bordo encabezados por Fidel Castro Ruz, en Santiago de la Peña, en la ribera del río Tuxpan, fue presentado el libro de Antonio del Conde -dueño del yate Granma-.

Se trata de una edición aumentada de su libro Yate Granma en la que comparte sus vivencias durante la preparación de los revolucionarios cubanos en los años 1955 - 1956 en México.

Del Conde es armero. Aprendió el oficio desde niño. Su maestro fue su padre. Él le heredó una armería en el centro de la ciudad de México. Ahí llegó Fidel Castro un día de 1955. Dialogaron, se entendieron. Del Conde -llamado El Cuate-, contemporáneo de líder cubano, fue proveedor de armas para el entrenamiento de los expedicionarios cubanos que partieron en el Granma.

El yate lo adquirió para su uso personal. Fidel lo vio un día en que fueron a probar armas en las cercanías de Tuxpan. En ese barco llegaron los revolucionarios a Las Coloradas en la isla de Cuba. Triunfaron el primero de enero de 1959.

El Granma es una de las insignias de la triunfante Revolución Cubana. Y partió el 25 de noviembre de 1956 de Santiago de la Peña en el puerto de Tuxpan.

Museo Casa de la Amistad México - Cuba en Santiago de la Peña

Escultura de José Martí en la Casa de la Amistad México - Cuba


Antonio del Conde  -El Cuate- y el
Embajador de la República de Cuba, Dagoberto Ramírez 










viernes, noviembre 09, 2012

Museo de la Independencia Nacional



Está a media cuadra de la parroquia de Dolores Hidalgo. Hasta la madrugada del 16 de septiembre de 1810 fue la cárcel del pueblo. En esa madrugada Miguel Hidalgo y Costilla y sus seguidores liberaron a los presos para que se unieran al incipiente Ejército Insurgente al inicio de la Guerra de Independencia.





Ahora alberga un conjunto de cuadros al oleo y pequeños murales que narran la gesta de Hidalgo y sus seguidores en la lucha por la independencia de lo que fue la Nueva España del Imperio Español.

Lo que fue la antigua cárcel de Dolores

Algunos cuadros muestran la explotación de que fueron sujetos los indios americanos, descendientes de los primeros pobladores de Meso américa.

Miles de toneladas de oro y plata
fueran sacadas de las minas
para las arcas del Imperio Español

La Nueva España

La lucha de miles desposeídos para vencer a sus opresores

Éste es un sitio que invita a la reflexión sobre la libertad del hombre y de una nación, la nuestra: México.

lunes, noviembre 05, 2012

Una misma noche




La ahora penetrable noche de la dictadura argentina de los años setentas es el fondo de esta novela que fue galardonada con el premio Alfaguara este año. Fue escrita por Leopoldo Brizuela.

Transcurre la narración de Brizuela en dos tiempos: el presente –fin de la primera década del siglo XXI-; y el pasado –octava década del siglo XX-. La vivencias del presente transcurren en La Plata, en el contexto del gobierno de la pareja Kirchner - Fernández, primero Ricardo -quien fallece con gran duelo para la nación argentina- y luego su esposa Cristina. En ese contexto se van descubriendo, destapando, los eventos sucedidos durante la dictadura. Destaca el caso de la empresa productora y distribuidora de papel para los diarios, cuyos dueños decidieron autoexiliarse y luego fueron obligados a vender su empresa a medios afines al gobierno dictatorial.

El protagonista narrador, escritor en el presente, recuerda sus vivencias infantiles. Entre esas vivencias de la niñez está la de haber sido testigo del secuestro por parte de paramilitares de algunos vecinos con el pretexto de interrogarlos por sospechar que pertenecían a los Montoneros –guerrilla-.

En el presente, el autor describe con minuciosidad el día de la apertura de la Escuela de Aviación de la Armada. Ese recinto, que sirvió para la formación de los marinos, fue utilizado por la dictadura como centro de reclusión y tortura. Quienes llegaban ahí eran interrogados mediante tortura por elementos de la marina. Se les aplicaban sedantes y sus cuerpos arrojados al mar.

La premisa de los dictadores argentinos, y sudamericanos en general, era acusar a quienes detenían, torturaban y mataban como miembros de una conspiración marxista y judía, entre otros cargos, producto de la virulencia anticomunista patrocinada por los organismos de seguridad e inteligencia de los Estados Unidos y ejecutada por las fuerzas armadas de esos países.

Leer este libro de Brizuela, aunque no es exactamente un texto histórico, es enterarse de sucesos que marcan una noche prolongada y negra de la historia de América y del mundo.

Título: Una misma noche
Autor: Leopoldo Brizuela
Editorial: Alfaguara
Edición: Primera, abril de 2012.

jueves, noviembre 01, 2012

Guieshúba




La vida en el Istmo de Tehuantepec ha sido desde hace mucho tiempo motivo de obras literarias, además de estudios antropológicos y sociológicos de la vida en esa región de México. Este breve libro a manera de ensayo es también una crónica de un viaje a Juchitán a mediados del siglo XX. Su autora, María José de Chopitea es vasca y catalana dice en uno de los forros Andrés Henestrosa.

Inicia con la descripción de su partida desde la ciudad de México, el paso por Oaxaca de Juárez, capital estatal, y la llegada a Juchitán –Izquixóchitl, Iztacxochitlán, Lugar de Flores Blancas-. A este lugar el nombre le viene de las flores de un frondoso y aromático árbol llamado guieshúba. Y de ahí el título del libro.

Es una descripción pormenorizada de los paisajes, peros sobre todo de las costumbres, destacando las fiestas en que son protagonistas las mujeres ataviadas con su vistoso vestido, amplio y bordado con flores grandes. Destaca la narración de una Vela, donde se baila y bebe. También se canta.

Y después de una vela, un breve descanso al amanecer bajo frondosos árboles guieshúba, disfrutando del frescor y del perfume, que le dio el nombre de jazmín del istmo.

El rapto es una de las vivencias juchitecas narrado por la autora. El varón se lleva a la doncella. Es una manera de iniciar la vida en pareja y el inicio de una familia.

La muerte también está en libro de Chopitea. Todos los familiares del anciano se despiden de él. Se canta y se bebe. Se acompaña el cuerpo inerte al cementerio. Y ahí termina una vida. Y la vida sigue.

Más allá del folclorismo, el texto permite un acercamiento a la vida juchiteca hace más de medio siglo. Y la vida sigue.

De entre los versos que rescata la autora cito uno, que he escuchado cantar algunas veces:
“Pero si por desgracia
mueres o muero yo,
allá, en la otra mansión,
ante el Creador me uniré a ti.”

A manera de prologo hay una nota preliminar de Gutierre Tibón. La portada de esta edición rustica está ilustrada con una tehuana pintada por El Chango Ernesto García Cabral, así como viñetas que ilustran los capítulos del libro.

Y la vida sigue.


Título: Guieshúba
Autora: María José de Chopitea
Editorial: Libro Mex Editores
Edición: Primera, 1961

miércoles, octubre 31, 2012

Museo Casa de Hidalgo



Está ubicado en el centro del pueblo de Dolores Hidalgo. Fue la casa que habitaba Miguel Hidalgo y Costilla cuando fue párroco en la capilla de ese pueblo del estado de Guanajuato. Ahí realizaba algunas de las actividades eclesiales que a su cargo correspondían, además instaló allí un taller de alfarería que enseñó a los pobladores pobres de esa región del Bajío. También fue conocida como Casa del Diezmo.


La noche del 15 de septiembre de 1810 hasta antes del amanecer del domingo 16 en esa casa se decidió, por parte de Hidalgo, iniciar la Guerra de Independencia de la Nueva España, llamando a derrocar al mal gobierno virreinal. De ahí partieron los que encabezaron esa larga lucha y los primeros integrantes del Ejército Insurgente.






La casa está amueblada tratando de reproducir las características del mobiliario de principios del siglo XIX. El despacho y estudio de Hidalgo es sobrio. Esta equipado con un escritorio, sillón y librero. No necesito más que eso para saber lo que ocurría en otros lugares del mundo y conociendo la realidad de las condiciones de vida de los artesanos y campesinos optó por luchar por la independencia.





En este recinto se guarda algo de la memoria de quien encabezó la larga Guerra por la Independencia de México.


lunes, octubre 29, 2012

El quinto hijo


Una familia surge del enamoramiento de un hombre y una mujer. Una pareja británica formada por un joven reservado descendiente de una familia acaudalada y una joven pensativa. Sus miradas se encuentran de pronto en una reunión. Se atraen. Se acercan. Conversan. Se enamoran. Y viven una vida muy intensa al procrear su familia. Ésta es la historia que nos narra Doris Lessing.

En el tercer tercio del siglo XX se fueron consolidando las familias de dos hijos, no más. A finales del siglo pasado surgieron también las familias de un solo hijo. La familia formada por la pareja británica protagonista de esta novela es excepcional, Querían tener muchos hijos. Consiguieron una casa en un pueblo. Era grande para recibir a todas las visitas y para los muchos hijos que tendrían. Llegó el primero y la alegría fue inmensa. Luego vino el segundo. No tardaron en tener el tercero. Y enseguida el cuarto. Decidieron un descanso antes de tener otro hijo. Ella quedó embarazada. Fue un martirio. Algo raro sucedía en su vientre. Nació el quinto hijo. Y el problema fue inmenso.

Un bebe de gran volumen. Bebía y bebía y quería seguir bebiendo leche materna. Hubo que alimentarlo con biberón. Crecía y crecía. De cabeza enorme y cuerpo ancho. Infundía miedo en sus hermanos con su mirada. Una mañana amaneció muerto, estrangulado, el perro mascota. Nadie lo expresó, todos pensaron que había sido el bebé quien lo había matado. Nadie de sus hermanos jugaba con él. Todos le rehuían.

Creció el quinto hijo. Su aspecto era grotesco. Fue internado para contener su agresividad.  Su madre lo rescató del internado, donde vivió sedado, le buscó un guardián. El guardián se lo llevaba en su moto. Se unió a la pandilla del guardián. Alternaba la escuela y sus reuniones con la pandilla. Terminó la escuela elemental. Era ya un adolescente. Y partió con la pandilla. No hubo familia numerosa y feliz. ¿Será él uno de quienes protagonizan las grandes protestas en los suburbios londinenses?

La autora, Doris Lessing, fue distinguida con el Premio Nobel de Literatura en 2007.


Título original: The fifth child
Título: El quinto hijo
Autora: Doris Lissing
Traductora: Ángela Pérez
Editorial: Edhasa
Edición: Primera, marzo de 1989.