jueves, abril 13, 2006

Malinche

Hernán Cortés, El Malinche, en el mural pintado
por Arturo García Bustos en el Palacio de Gobierno de Oaxaca


El Malinche llamaron los mexicas a Hernán Cortés, el conquistador de México.

Laura Esquivel escribió esta historia novelada de Malinalli que terminé de leer anteayer por la mañana.

Malinalli fue la traductora de Cortés. Ella le fue regalada al conquistador, junto con otras diecinueve esclavas, por un Señor del Mayapan, cuando en 1519, se rindieron a él y aceptaron ser vasallos del Rey de España.

Malinalli al ser esclava en un Señorío Maya aprendió el idioma del Mayapan, el Maya. Viajó,junto con las otras esclavas en la expedición de Cortés por el Golfo de México. La expedición llego a las playas de Chalchiuecan el Viernes Santo de 1519, en aquel año 22 de abril. En tierra continental fundaron la Villa Rica de la Vera Cruz, ahora Veracruz. Allí Malinalli, junto con sus compañeras esclavas, fue bautizada como Marina.

La tierra que pisaron los conquistadores era Totonaca, gobernada por el llamado Cacique Gordo de Cempoala, primera ciudad de mesoamérica que conocieron los españoles. Hasta allí, el emperador mexica Moctezuma envío embajadores a conocer a los recién llegados de oriente en unas casas flotantes a través del mar. Malinalli sabía náhuatl, el idioma de los mexicas, de lo que se dió cuenta Cortés y auxiliado por Jerónimo de Aguilar, quién fue rescatado del Mayapan donde sobrevivió de una expedición anterior y fue esclavo de los mayas, se estableció la comunicación. Cortés hablaba en español a Jerónimo de Aguilar, éste en maya a Malinalli – Marina y ella en náhuatl a los embajadores de Moctezuma.

Así Malinalli se convirtió en la traductora de Cortés. Ella después de bautizada, por decisión de Cortés estuvo al servicio de Alonso Hernández Portocarrero. Aprendió español. Era la que hablaba en los diálogos de Cortés con los nativos del continente. Era La Lengua.

De Cempoala, que estaba sometida y rendía tributos a los mexicas, partieron los conquistadores hacia el interior del continente. Llegaron a Tlaxcala, vencieron a los tlaxcaltecas, apoyados por los de Cempoala que ya eran sus aliados, y los convencieron de unirse a ellos para ir a Tenochtitlán, la gran capital del Imperio Mexica.

En Cholula fue la primer matanza de mexicas. Encerrados en sus templos fueron sacrificados por los españoles, apoyados por los tlaxcaltecas, sus acérrimos enemigos y los cempoaltecas, quiénes vieron en los españoles unos aliados para liberarse del dominio mexica.

El viaje y la matanza fueron vivídas por Malinalli. Ella llegó como esclava a las tierras del Mayapan llevada por un comerciante de esclavos que la compró en el mercado de Tlatelolco, en tierras de Tenochtitlán. Fue vendida, de niña como esclava a los comerciantes de esclavos de Tlatelolco por su propia madre, dice la autora. Otros autores dicen que por su padre. Quién haya sido, era su propia familia quien la entregó para ser esclava. Por ser de origen mexica había aprendido el náhuatl.

Después de la matanza de Cholula, Cortés a la cabeza de un ejercito de unos cientos de españoles y miles de cempoaltecas y tlaxcaltecas se dirigió a Tenochtitlán. A su llegada fue recibido por el emperador Moctezuma. Malinalli fue testigo del encuentro, ella escuchó lo que dijo Moctezuma, entregando su gran imperio, al ambicioso conquistador Cortés. Dijo a Moctezuma la respuesta de Cortés. Ella era la lengua.

Malinalli, al igual que los demás nobles que acompañaron a Moctezuma, supo lo que decía el emperador de los mexicas y lo tradujo para que lo entendieran Cortés y los demás españoles. Supo la respuesta de éste y la dijo a Moctezuma. Este pasaje de la historia de la conquista de México, es de la mayor trascendencia. Malinalli, una mujer, en el centro de lo que se dijo, de la historia del encuentro de dos mundos, de dos culturas, que fueron la base, el cimiento, de la cultura e historia del México actual.

Presenció Malinalli la estancia de Cortés y los españoles en Tenochtitlán. Era La Lengua. Los diálogos con Moctezuma. Vio materializada la ambición de los españoles al saquear y destruir los tesoros de los mexicas para separar el oro. Vio la prisión a que fue sometido Moctezuma. Regresó con Cortés a la costa, a Cempoala, a enfrentar a Pánfilo de Narváez, quién venía, enviado por el Gobernador de Cuba, Diego Velásquez, para apresar a Cortés. Vio cómo Cortés derrotó a De Narváez y cómo se adhirieron a él los españoles que venían a perseguirlos, convencidos por la ambición del oro. Regresaron a Tenochtitlán, donde los españoles que se quedaron habían hecho una matanza de nobles mexicas.

Malinalli salió con Cortés y los otros españoles, junto con sus aliados, de Tenochtitlán, arrojados y derrotados por los mexicas, quiénes ante la pasividad de su monarca hicieron frente a los invasores. Vio llorar a Cortés esa Noche Triste, lo vio derrotado.

Vio a Cortés preparase en Tlaxcala para una nueva incursión en Tenochtitlán. Vio la caída del mayor imperio que existió en estas tierras. Vio la destrucción de Tenochtitlán.

Fue mujer de Cortés y tuvo un hijo de él: Martín.

Acompaño a Cortés en su fallida expedición a Las Hibueras (ahora Honduras). En el trayecto Cortés decidió casarla con su fiel soldado Juan Jaramillo. Regresaron a Veracruz y de allí al Valle de México.

Vivió con Jaramillo, tuvo una hija con él: Maria. Con él, con su hijo Martín y su hija María vivió en Coyoacan. Murió allí.

En México es utilizado el término malinchista, para referirse a alguien que prefiere lo extranjero sobre lo mexicano. Pienso que esto es equivocado por que se basa en un gran error, el denominar a la traductora de Cortés como La Malinche. Ella era Malinalli, bautizada como Marina, y a Cortés le llamaban El Malinche, por ser el amo de Malinalli. Malinalli no tenía nada que la obligara a alguna lealtad a los mexicas, su propia familia la vendió como esclava. Su labor de traductora, La Lengua, la hizo como esclava de Cortés, a quien fue regalada por una Señor del Mayapan donde era esclava. Nadie quién fue esclavo tiene que tener lealtad a quien o quienes lo hicieron esclavo.

La forma narrativa de la autora hace de éste un libro fácil de leer. Es cautivante. Aunque no es un libro del tipo académico, es imprescindible para entender la historia de México, para entender a los mexicanos. Me gusta la dedicatoria: Al viento...


Título: Malinche
Autora: Laura Esquivel
Editorial: Suma de letras
Edición: Primera, marzo de 2006.

8 comentarios:

Abril_de_otoño dijo...

hola, como estas?
veo que si te gusta mucho tanto leer como esciribr,
que bellas son las letras verdad?

BUENO te segui para a qui,
espero estes bien
saludios,


abril.

Anónimo dijo...

HOLA BUENOS DIAS, TENGO UNA INQUIETUD TIENES ALGUN FAMILIAR QUE SE LLAME SIXTO RIVERA RIVERA
O MARIA EUGENIA RIVERA, DE CORDOBA

Eleonaí dijo...

Hola Anonimus:

No conozco a las personas que mencionas.

Sé que el abuelo de mi abuelo, Antonio Rivera, mi tatarabuelo, era de Veracruz..

Anónimo dijo...

hola, cuántas páginas tiene el libro? es que he encontrado una versión en .pdf pero solo con 80 páginas.
Gracias

Juan Almanzar dijo...

El libro tiene 186 pajinas y la primera oracion empiesa con "Primero fue el viento". y la novela termina con la siguiente oracion:"A todos ellos va mi firme y sonoro agradecimiento"

Juan Almanzar dijo...

perdon. Termina con "[...], lo cual las autoridades consideraron un desacato"

AryGuason dijo...

¿Cual era la relacion entre Jaramillo, Cortez y Malinalli?

Eleonaí dijo...

Cortés fue el padre de Martín. Juan Jaramillo padre de María. Martín y María fueron hijos de Malinalli. Hernán Cortés no se casó con Malinalli, estaba casado con Catalina Xuárez. Jaramillo se casó con Malinalli. Los tres, Malinalli, Cortés y Jaramillo, están las raíces del mestizaje mexicano.