sábado, abril 15, 2006

Moctezuma


El semidiós destronado

José Miguel Carrillo de Albornoz, autor del libro es descendiente del emperador mexica Moctezuma II. El IX Hueytlatoani del gran imperio azteca, que dominaba una gran cantidad de imperios y señoríos de mesoamérica en el siglo XVI.

Ayer por la mañana terminé la lectura de este libro, misma que inicié el año pasado e interrumpí por otras lecturas. Después de terminar de leer Malinche, volví a Moctezuma, ya que tratan el tema de la conquista de México por los españoles.

La dinastía de la que formó parte Moctezuma II inició hacía el año de 1372, a la muerte de Tenoch, el sacerdote fundador de Tenochtitlán, la gran capital del imperio mexica. Moctezuma Xocoyotzin –Señor sañudo, El joven- ocupa el lugar noveno en la sucesión de la monarquía mexica.

Moctezuma fue hijo de Axayácatl –Mascara de agua- y bisnieto de Moctezuma Ilhuicamina –Señor sañudo, Flechador del Cielo-, ambos emperadores. Era descendiente de la realeza mexica. Su educación fue especial por corresponder a la de un príncipe. Su educación incluyó la militar, muy joven fue llevado a la guerra.

El imperio mexica basaba su supremacía en la guerra que hacía a los imperios vecinos hasta dominarlos y que le rindieran tributos. Tributos que eran los productos que elaboraban u obtenían de sus recursos naturales, así el imperio mexica se fue haciendo poderoso, por recibir alimentos, telas, piedras preciosas y oro de los pueblos que tenía sometidos y que abarcaban desde la costa del Golfo de México a la costa del océano Pacífico. La guerra que hacían los mexicas era, también, para capturar prisioneros. En la guerra no se mataba, se capturaban prisioneros para llevarlos a los templos y sacrificarlos, sacándoles el corazón, en honor de los dioses, especialmente de Huitzilopochtli –Dios de la Guerra-

Moctezuma Xocoyotzin o II, asume la cabeza del imperio en 1502, cuando han alcanzado una supremacía impresionante. Dominan a todos los imperios y señoríos que los rodean, hasta el mar, con excepción de uno, el de Tlaxcala que permanece independiente de la dominación mexica.

El emperador Moctezuma II es un ser casi divino, sus súbditos no tienen permitido verle a la cara, quién lo hace recibe como castigo la muerte. Viste lujosamente, con mantas de algodón bordadas con piedras preciosas, plumas de aves exóticas y oro. Se alimenta de una variedad de platillos que incluye pescados, éstos son traídos desde la costa por mensajeros que recorren en relevos las grandes distancias. Vive rodeado de una nobleza extensa y servido por muchos plebeyos. Mucha opulencia.

Su formación religiosas, como la de todo el pueblo mexica, lo hace ser muy supersticioso. Vive rodeado y asesorado por magos y adivinos, a quiénes consulta para gobernar. Una leyenda persiste: Quetzalcoatl –Serpiente emplumada-, uno de los dioses, quién había partido por el mar rumbo al oriente, regresará, vendrá del oriente.

El 22 de abril de 1519 –Viernes Santo- desembarcan en la costa del golfo, de unas grandes casas flotantes, un grupo de hombres blancos y barbados. La noticia le es llevada a Moctezuma por sus espías y mensajeros. Él consulta con sus magos y adivinos. Se convence de que se trata del regreso de Quetzalcoatl.

Los españoles recién llegados a la costa son encabezados por Hernán Cortés. Fundan la Villa Rica de la Vera Cruz, hoy Veracruz. Se dirigen a la ciudad cercana, Cempoala del imperio totonaca, que es uno de los sometidos por los mexicas. Hasta allí, Moctezuma le hace llegar regalos, entre ellos oro, a Cortés. Éste se entera de la relaciones de subordinación de los totonacas hacía los mexicas y les propone aliarse con él para liberarse de ese yugo, ellos aceptan y emprenden la marcha hacía Tenochtitlán, la gran capital del imperio mexica.

Entre las esclavas que le regalaron en el señorío del Mayapan, su escala anterior, destaca Malinalli, quién sabe náhuatl, el idioma de los mexicas y la nombra traductora, en primera etapa del maya al náhuatl. Del maya al español traducía Jerónimo de Aguilar, español sobreviviente entre los mayas de una expedición anterior y que Cortés lleva con él.

Los españoles, encabezados por Cortés, y los totonacas ascienden las montañas de la sierra madre oriental, llegan al altiplano, entran a territorio de Tlaxcala donde son recibidos con guerra. Los españoles, con sus aliados vencen a los tlaxcaltecas. Cortés es recibido por los señores de Tlaxcala, sabe que son enemigos de los mexicas y mantienen independencia de ellos, les propone una alianza para derrocarlos, también aceptan. Así Cortés ha formado una gran expedición y un gran ejercito.

Muy cerca de Tlaxcala, en la ciudad de Cholula, Cortés es recibido por un grupo de nobles mexicas, en nombre de Moctezuma. Él creé que se trata de una trampa para apresarlos y ordena asesinar a los nobles mexicas y emprende una matanza de cholultecas. Muerte, destrucción y desolación quedan en Cholula.

El ejercito de españoles, totonacas y tlaxcaltecas se dirige a Tenochtitlán. Atraviesan las montañas en medio de los dos volcanes Popocatepetl e Iztaccihuatl. Llegan a la cima y ven el Valle de Anahuac –Valle de México-. Los pueblos y ciudades que forman el imperio mexica, destaca la gran Tenochtitlán, hacía donde se dirigen.

Por Iztapalapa, llegan a Tenochtitlán. Moctezuma y un gran sequito de nobles los recibe. Moctezuma dice, y lo traduce Malinalli:

“Oh Señor Nuestro. Seáis bienvenido. Habéis llegado a vuestra tierra, a vuestra pueblo y a lustra casa México. Habéis venido a sentaros en vuestro trono..., el cual yo en vuestro nombre he poseído algunos días. Otros señores [que] ya son muertos lo tuvieron antes que yo: los señores Itzcóatl, Moctezuma el Viejo, Axayácatl, Tizoc y Ahuizotl. Oh Qué breve tiempo tan solo guardaron para ti, dominaron la ciudad de México. Bajo su espalda, bajo su abrigo estaba metido el pueblo bajo...¡Ojalá uno de ellos estuviera viendo, viera con asombro lo que yo ahora veo venir en mi! Lo que yo veo ahora. Yo, el residuo, el superviviente de nuestros señores

Señor mío, ni estoy dormido ni soñando. Con mis ojos veo vuestra cara y vuestra persona. Días ha que esperaba yo esto. Días ha que mi corazón estaba mirando a aquellas partes [por] donde habéis venido.

Habéis salido de entre las nubes y de entre las nieblas, [del] lugar de todos escondido. Esto es, por cierto, lo que nos dejaron dicho los reyes que pasaron, que avíades de volver a reinar en estos reinos y que avíades de sentaros en vuestro trono y a vuestra silla. Ahora veo que es cierto lo que nos dejaron dicho.

¡Seas muy bienvenido! Trabajos habréis pasado viniendo de tan largos caminos. ¡Descansad ahora! Aquí está vuestra casa y vuestros palacios: tomadlos y descansad en ellos con todos vuestros capitanes y compañeros que han venido con vos.

Sólo el silencio después de las palabras del Terrible Señor – Moctezuma-. Luego Cortés respondió y Malinalli tradujo al náhuatl:

- Decidle a Moctezuma que se consuele y huelgue y no haya temor. Que yo le quiero mucho y todos los que conmigo vienen. De nadie recibirá daño.

Hemos recibido gran contento en verle y conocerle, lo cual hemos deseado muchos días ha. Ya se ha cumplido nuestro deseo. Hemos venido a su casa de México. Despacio nos hablaremos.

Los españoles fueron alojados en el palacio de Axayácatl, padre de Moctezuma. Iniciaron el saqueo de sus tesoros. Hicieron prisionero y rehén al emperador. El pueblo se dio cuenta e inicio el hostigamiento a los invasores. Cortés dijo a Moctezuma que saliera a hablar al pueblo para que se calmará, no lo escucharon, lo agredieron con piedras y flechas. Herido permaneció prisionero, así cedió su poder a Cuitlahuac.

Murió Moctezuma, herido por su propio pueblo, que se dio cuanta de la gran traición de los españoles y sus aliados totonacas y tlaxcaltecas. Otros autores dicen que el emperador mexica fue rematado por los mismos españoles y luego arrojado su cuerpo fuera del palacio donde estuvo cautivo, de donde fue recogido por algunos se sus allegados y después de la ceremonia fúnebre que le tributaron fue incinerado Terminó así la vida del noveno emperador mexica.

Cuitlahuac haría la guerra a los españoles y los expulsaría de Tenochtitlán, infringiéndoles una derrota que Cortés lloró en lo que se conoce con la Noche Triste. Murió Cuitlahuac víctima de la viruela que dejo uno de los invasores y que minó por miles a los mexicas, quienés no tenían defensas ante esta enfermedad traída de Europa. Lo sucedió Cuauhtémoc –Águila que desciende-, quién minado su imperio se preparó e hizo la resistencia a los invasores que, después de refugiarse en Tlaxcala, regresaron fortalecidos. Finalmente, el 13 de agosto de 1521, cayó, después de ser destruida, Tenochtitlán y su soberano Cuauhtémoc apresado, terminando así el imperio mexica y su dominio e iniciando lo que se conoció como la Nueva España. Ambos antecedente del México actual.

El libro incluye una relación genealógica de la descendencia de Moctezuma, fundamentalmente en España, a donde fueron los hijos de la hija del Emperador, Tecuichpo, bautizada como Isabel.

Título: Moctezuma, el semidiós destronado
Autor: José Miguel Carrilo de Albornoz
Editorial: Espasa
Edición: Primera en España, 2004. Primer reimpresión para México, enero, 2005.

7 comentarios:

Leyla dijo...

Hola Eleonai :)

¿Que tal?
¿Como estuvo tu fin de semana?
¿Estuvo bien?
Ojalaque si, muy tranquilo y descansado y todo

Lei tu relato
Wow
Y te tengo que confesar que cuando vi la imagen lo primero que pense es que me gusto tu separador de hojas
Que lindoooo
Muy lindo
¿Como le haces para poder leer sin distraerte con el separador?
ja ja ja :)

Besitos

Eleonaí dijo...

Hola Leyla:

El semana pasada, de principio a fin, fue excelente. Estuve de descanso en Oaxaca. Escribí en Viajando. Leí. Caminé. Vi la ciudad...

Para leer quito el separador. Te obsequio dos, que recibiras por el ciberespacio...

Angeek dijo...

Se ve que es un libro muy interesante. Me gustan tus reseñas.
Estoy poniéndome al día. Ahora voy con la Malinche.
Un abrazo

Eleonaí dijo...

Hola Angeek:

Que bueno que te gusten estos libros. El de Malinche me fascino. El año pasado leí Amor y Conquista de Marisol Martín del Campo.

Ya entendí que El Malinche era Hernán Cortés.

Gaby dijo...

Hola! Al final, me detuve a leer tu post tranquila y en verdad se lo merecía.El libro debe ser excelente y tu lectura resultó provechosa! Felicitaciones y gracias por des burrarme.
Los señaladores o separadores, grandiosos!!!!!
Abrazo gigante aunque lejano

Sam dijo...

Este libro lo leí hace años en la prepa, lo había olvidado...gracias por recordarmelo =)

carolina dijo...

Hola.
Buscando más información sobre la vida de Isabel de Moctezuma (tecuichpo) he llegado a este blog... Me interesa sobretodo conocer lo que concierne a la muerte de Isabel, sólo sé ue muere en 1550-1, pero nada más. Agradecería cualquier comentario al respecto. Gracias, Carolina:
carolamargot@gmail.com