sábado, julio 01, 2006

El valor de elegir



Anteayer, terminé de leer este libro de la autoría de Fernando Savater, filosofo español.

En la introducción, el autor diserta, mediante cuestionamientos a él mismo sobre la elección y la vida, sobre la libertad ¿en que consiste la libertad? ¿existe realmente la libertad? se pregunta. Busca las respuestas en su libro, ordenado en dos partes: un ensayo sobre la Antropología de la libertad y otro de elecciones recomendadas.

Savater compara al hombre, ser humano, con otras especies vivientes, animales que tienen capacidades superiores muy desarrolladas o inferiores, pero muy especializadas. Ve en el hombre, se ve a si mismo, con una gran, enorme, infinita quizá, capacidad, para adaptarse al ambiente, aprender de los seres vivos y de la naturaleza inerte, del cosmos, del transcurrir del tiempo, de lo que ve y de lo que se imagina. De la capacidad de albedrío, de discernir, de analizar. También de sentir, de emocionarse, de la espiritualidad. Todo ello es representativo de la libertad del hombre, de su capacidad para decidir que hacer. Para ello tiene su racionalidad.

Sobre las elecciones que hay que hacer en la vida, Savater escribe que son:

Elegir la verdad
Buscar la verdad, entendiendo lo que sucede. Saber la realidad. Aunque siempre la veremos con la óptica personal.

Elegir el placer
Disfrutar de la vida, vivir placenteramente. La madurez nos dirá a cuales placeres renunciar voluntariamente.

Elegir la política
La convivencia humana es en la sociedad, para vivir en armonía en la sociedad hay que elegir la política, ésta será así el arte de la convivencia, mediante el entendimiento de la razón del otro, del acuerdo o de la disidencia. Mantener la relación en sociedad por el lazo de lo común.

Elegir la educación cívica
Aprender el respeto a los demás, independientemente de su género, preferencia sexual, origen étnico, creencia religiosa, edad. Entender a los demás, formando con ellos instituciones que representen a todos y respetarlas todos los miembros de la comunidad. Respetar las opiniones diferentes de la propia.

Elegir la humanidad
En tanto seres humanos, buscar la convivencia, el aprecio por el otro. Autolimitarnos, tener simpatía solidaria por los demás cuando tienen sufrimiento.

Elegir lo contingente
Cito a Savater:
La única forma compatible con nuestra contingencia de multiplicar los bienes que apreciamos es intercambiarlos, compartirlos, comunicarlos a nuestros semejantes para que reboten en ellos y vuelvan a nosotros cargados de sentido renovado.

Y Savater cita:
Despedida
Me he preguntado a menudo, y no he encontrado respuesta,
de donde viene lo suave y lo bueno,
hoy tampoco lo sé, ahora tengo que irme.

Gottfried Benn.


Título: El valor de elegir
Autor: Fernando Savater
Editorial: Ariel
Edición: Primera. Octubre de 2003.

15 comentarios:

Gaby dijo...

Parece interesante el libro, eleonaí. La libertad...todo un tema el hecho de saber apreciarla y vivirla!
Me gustó eso de multiplicar los bienes, intercambiándolos. Quizás porque mis bienes consisten en los libros y lo que de ellos saco, es que intento llevarlos a todos aquellos que quieran leerlos o al menos, conocerlos. Y vos hacés lo mismo!
Intercambiemos, eleonaí!

Eleonaí dijo...

Gaby:

Si, intercambiemos libros, que vayan desde el norte al sur y regresen. Libros es lo único que tengo y quiero tener. Y quiero tener más tiempo para leer.

Pryncesazul dijo...

comparto la buena idea de Gaby, intercambiar libros, excelente, nos leemos, sonrie, cuidate mucho, bye

Eleonaí dijo...

Hola PryncesaAzul:

Bienvenida a estas páginas. Aquí intercambiamos libros y lecturas. También reflexiones de lo leído y aprendido. Compartir y leer...

Dr. Fierro dijo...

suena bastante interesante. Tendré que leerlo pronto.

Díficil cosa eso de elegir, y elegir bien.

Salu2 y por aqui nos veremos!

Eleonaí dijo...

Doctor:

Bienvenido a estas páginas. Por aquí nos leemos.

Clarice Baricco dijo...

Leer y escuchar en vivo a Savater es una experiencia maravillosa.

Te abrazo...

Eleonaí dijo...

Si Clarice, me perdí la visita de Savater a Xalapa.

Mary Rogers dijo...

Interesante. Pone en palabras lo que, de alguna forma, todos intuimos. Elegir la vida en todas sus facetas, asumiendo lo que implica cada una de ellas. Me falta el amor, nada más.

Un abrazote

Eleonaí dijo...

Hola Mary:

Tienes el amor de mucha gente, de tu familia. Más amor, te lo encontraras de pronto, un día, en algún lugar...

Te envío una abrazo, que llegará muy cálido hasta Santiago.

No te Salves dijo...

Bueno yo una vez escribi una poesia, sobre lo paradojico de la libertad y la condena, lamentablemente no la puedo postear porque fue a concurso, y firme que bajo ningun punto se publicaria, al menos hasta que termine, lo cierto es que, mi poesia, empezaba con una cita de shopenhawer, que ya la he puesto en otro blog, pero la repito aqui..."Uno no es enteramente él mismo mas que cuando esta solo, por eso quien no ama la soledad, no ama la libertad, pues solo cuando se esta solo se es libre" y de alguna manera mi poesia hablaba de ello, es un tema muyy amplio, tan ampli como la palabra misma "Libertad" pero bueno si me pongo a conversar aca voy a quedar sola jajajajajaa... asi que solo dejare aqui mi comentarii. Saludos!!!

Eleonaí dijo...

Hola No te salves:

Bienvenida a estas páginas.

No estás sola. Te acompañamos al leer lo que comentas. Esperaré a conocer algún día tu poesís, el día que gene el concurso y la puedas compartir.

No te Salves dijo...

Je! eso no lo sé hasta octubre, y de alguna manera fue como mi ultimo poema, lo escribí hace 10 años, y siempre quise que concursará, no porque lo crea bueno, sino por el trabajo que me dio jajajaja, en fin, ya veremos...Gracias, saludos!!

Anónimo dijo...

puta toda esta mierda lo estoy leyendo porque es para un examen si no , no estuviera leyendo tanta babosada si no stuviera tirandome a una flaka culona

Anónimo dijo...

coincido con lo de la flaca culona pero esta bueno el libro