domingo, junio 10, 2007

La higuera

La post revolución, cuando las tropas de algunos generales revolucionarios todavía echaban bala, es el fondo de esta novela escrita por Avelina Rojas López.

La historia es de desdichas, tristezas, nostalgias. La protagonista es llevada desde la ciudad hasta una hacienda por un general, él sigue echando balas y le siguen echando balas. La vida apacible en el campo, en la hacienda, no conforma al general, él está hecho para vivir en campaña, echando balas, muere por una disparada por la protagonista.

La ciudad de México en los años treintas. La expropiación de la industria petrolera de compañías inglesas. La relación del cónsul inglés con la sociedad de entonces. El avance de los grupos anarquistas en la conformación de sindicatos obreros. La represión a esos grupos. Más balas, ahora sobre las masas de trabajadores industriales.

Hay un olor a pólvora al leer la narrativa de Avelina. Hay olor a campo, a vida sencilla. Olor a polvareda por el trote de caballos. También vida complicada, como lo puede ser la de una mujer en un cabaret. Música de fondo, con una melodía que se repite: La noches sin ti. Este título que recuerda otra que se llama Tristes recuerdos. Y si que son tristes.

Los entretelones de la política mexicana, que transitan de resolver las diferencias a balazos a los acuerdos extralegales para pagarse deudas y favores. La muerte de un joven en la cárcel, llevado ahí por el crimen al que es llevado por su supuesto mecenas quien lo abandona.

Lo escrito por Avelina es como una exposición de postales de lo que era México en la tercera y cuarta décadas del siglo XX. Los viajes en ferrocarril o en carretas jaladas por caballos o a lomo de esas bestias. Las reuniones clandestinas de los grupos anarquistas con la influencia extranjera, inglesa de preferencia.

La protagonista que lo pierde todo. Pierde a su hijo quien muere en la cárcel. Pierde a su tía, la matrona de un cabaret en donde a ella la conoce el cónsul inglés y él se enamora de ella y se va perdiéndolo. Pierde La Higuera, la hacienda donde vivió su juventud recién casada. Pierde la razón.

Cito parte del colofón, escrito a manera de corrido:

Por culpa de un mal querer
Es que de tanto estar suplicando
Pues ya voy a enloquecer
En
La Higuera de Limones
Hay una hacienda olvidada
Allí se encuentra vagando
El alma de la desdichada…

Gracias Avelina, por tu libro, por la dedicatoria, por tu amistad.

Título: La higuera
Autora: Avelina Rojas López
Editorial: Edición de la autora
Edición: Primera, marzo de 2007.

4 comentarios:

Juana Gallo dijo...

Eleonaí, hola
Yo quiero agregar que es una novela rica en metáforas.
Avelina nos lleva a un mundo donde las palabras andan sueltas y surgen y detallan poéticamente cada línea mostrándonos una época, una historia, unos amores...

Saludos, buen inicio de semana.

Clarice Baricco dijo...

Con tu buena reseña debo leerlo.

Saludos.

Visnja Roje dijo...

Eleonai, Interesante, y ¿Avelina es escritora? de la vieja escuela o la nueva , ¿tiene más libros?, por lo que se vé en el extracto es muy interesante,yo la verdad no tengo mucho tiempo para leer.¡Ah!, pero tu si , ven a tomarte un cafecito conmigo y leerás algo interesante,es el post que puse ayer ,miércoles

Cariños

Visnja

Bohemia dijo...

Voy a buscarlo, en la higuera, en la librería y en la biblioteca...
Besos