miércoles, agosto 30, 2006

Todas las familias felices



Este es un extenso texto escrito por Carlos Fuentes. Su lectura, que alterne con otros libros, se me hizo muy prolongada. Anteayer, finalmente, y por un mes y un día, terminé de leerlo.

Reúne un conjunto de retratos de la vida en algunas familias de México, que pudieran ser de otro país de Latinoamérica. Alterna los retratos de familias con coros que, a su vez retratan situaciones de la vida de otras personas con algunas homogeneidades.

Así nos encontramos en la narración una o varias familias de tantas.

La de el padre que fue servil del patrón, hasta que éste prescinde de sus servicios y lo despide. El hijo que pretendiendo manifestar su superioridad a su padre sirve al mismo patrón hasta que éste lo corre. La madre que cantaba boleros. La hija, bella cuando jovencita, que es edecán y luego aeromoza, termina refugiándose en la casa de sus padres para pasar las horas, los días, las semanas, los meses, los años, la vida, viendo reality shows en la televisión, pretendiendo fugarse de la realidad.

La del hijo desobediente, mayor en la descendencia de su padre cristero, a quien engaña cuando lo manda a estudiar a una ciudad del bajío y en lugar del seminario va a la universidad. La influencia en sus hermanos, sujetados por la férrea disciplina paterna.

La de la prima que llega invitada y, a pesar o favorecida por su fealdad, termina en el lecho y con el esposo de su prima, conservadora de las buenas costumbres.

Los lazos conyugales mantenidos en la desconfianza de los celos. La vigilancia de la pareja, que pasa de espiar a mantenerla encerrada.

La madre que tiene a un hijo que nunca conoce a su padre. La voz lo hace cantante de mariachi, su ambición lo hace delincuente, su delincuencia lo hace victima, vive, prácticamente de milagro.

Los novios que lo son efímeramente en Acapulco. Pesa en su relación y los separa la ambición de la familia de ella. Años mas tarde coinciden en un viaje que parte de Venecia. Son ellos con más años, muchos, sólo les queda el recuerdo. Viajan y recuerda frente a un mar lo que vivieron frente a otro mar.

La familia del general, cuyo hijo con aspiración democrática ve cerrada su participación en política, por la cerrazón de la derecha, y decide hacerse guerrillero e irse a la sierra. El ejercito ordena al general a perseguir a la guerrilla que comanda su hijo, lo encuentra hasta que es delatado por su hermano. La decisión del general: dejar libre a su hijo guerrillero y eliminar al traidor y delator, su otro hijo. La traición no se perdona.

La pareja gay que vive feliz hasta el día que el o ella se va con otro y es sorprendido por el primero.

La familia del señor presidente, cuyo único hijo juega, con su amigo, carreras con su auto deportivo en la residencia presidencial. Su lema: El presidente no tiene amigos, tiene cómplices.

El cura de pueblo que pide y obtiene su cambio a la parroquia más alejada en la sierra, llevándose a su sobrina, o su hija. La vida solitaria de ambos hasta la muerte del sacerdote.

La señora que se reúne con su amante en su departamento de Polanco. Él jefe de su marido y amante de la esposa de otro de sus subalternos. La reunión de ambas amantes, una madura y otra joven, junto en él.

El hermano que vuelve y busca a quien ya se ha encumbrado en los negocios. La ambición de uno, la bohemia del que llega. La soledad de ambos.

El hijo discapacitado de la estrella del cine que es abandonado, junto con su padre, por la madre. El derroche del padre actor. Se acaba su fortuna. El fin en una carpa de la inmensa ciudad de México.

Las hijas del padres avaro, que en su memoria y para recibir la herencia lo velan cada día de su cumpleaños, durante diez años, porque así lo pidió en su testamento.

Fuentes escribe, entre retrato y retrato, coros. En éstos se permite la libertad de olvidar las comas, los puntos, las mayúsculas. Sólo él puede darse esa libertad. Prostitutas, maras salvatruchas, niños abandonados...

Cito el último coro: la violencia, la violencia

Veo en el texto abandono, soledad, tristeza, ambición. Me pregunto si así son nuestras familias y escucho una respuesta de Fuentes en una entrevista de televisión: "Cito algunas cosas para que no sucedan, para exorcizarlas".


Título: Todas las familias felices
Autor: Carlos Fuentes
Editorial: Alfaguara
Edición: Primera. Julio de 2006.

La imágen la vi en mis últimas vacaciones en la Bahía de la Entrega. Aquella ocasión vi muchas familias felices.

11 comentarios:

Clarice Baricco dijo...

La semana pasada empecé a leerlo.
Fuentes forma parte de mis almohadas.

Buen resumen pero no me cuentes todo aún.

Un saludo caluroso

Bohemia dijo...

Que ganas de leerlo, cuando pase por la biblioteca lo busco...Un abrazo gigante!

Virginia dijo...

hola! en realidad pasaba a saludar... y por curiosidad solo, saber que pensas de lo que esta sucediendo en Oaxaca... besitos! cuidate!

Juana Gallo dijo...

Carlos, como tú, retratan muy bien los paisajes y costumbres mexicanas...
Felicidades

pRinCes@rtigas dijo...

Hola Eleonaí:)
En las familias siempre hay conflictos, en algunas menores o mayores, pero siempre los hay... pienso que importa y mucho la educación y moral que se trae desde pequeño, en ocasiones uno se desubica, pierde la brújula como se dice, pero lo importante es enmendar.
SALUDOS.

Simitrio Quezada dijo...

Acabas de lograr que termine de decidirme para comprarlo. Excelente reseña.

Sam dijo...

Yo quiero leer ese libro!!!!!...pero por ahora està carísimo! :(


prestamelo....no seas gacho jejeje

Anónimo dijo...

aun no lo leo. En el numero de Noviembre de Letras Libres dan una crítica negativa a este texto de Fuentes. Aunque el autor de la crítica parece que odia toda la obra de este autor.

Tendré que leerlo pronto.

Salu2

Jimee dijo...

Suelo comparar con mucha frecuencia los estilos de literatura de escritores de mi país y de otros. Carlos Fuentes me recuerda mucho a Ciro Alegría, no sé si lo reconocerá. Es un escritor peruano muy querido y reconocido en mi país. Las historias son interesantes y cada vez que leo el libro no puedo dejar de pensar en Alegría. Tienen estilos muuuy parecidos. Muy interesante su página. Saludos desde Perú . Gracias por la motivación :)

Colorita dijo...

Opino igual.
Gracias por hacer de tu resumen, un insentivo.

PatriRosario dijo...

Nunca habìa leìdo algo de Carlos Fuentes, parece que pos morten uno conoce la vida del muerto, o lo que hacìa o deshacìa, me gusto mucho los temas que trata este resumen de las familias, ayyy las familias seràn felìces y comeran perdìces!!! un abrazo desde Argentina