sábado, septiembre 09, 2006

María Antonieta Rivas Mercado



En mi visita de hoy a la librería, después participar en mi clase, al iniciar la tarde, me encontré este ejemplar escrito por Andrés Henestrosa.

Explica el autor a manera de prologo que éste es el guión que preparó para la película Antonieta, que al producirse se apartó de lo que él había preparado.

Antonieta una mujer ejemplar, nació al concluir el siglo XIX, su padre fue el arquitecto Antonio Rivas Mercado nacido en el entonces territorio de Tepic y hoy estado de Nayarit en el occidente de México, proyectista del monumento conocido como Columna de la Independencia, su madre Matilde Castellanos Haff de Oaxaca, sur del país.

Relata Henestrosa la intensa vida de Antonieta. Educada en su casa, aprende francés e inglés. Siendo niña acompaña a su padre a Europa. Conoce París, sus múseos, sus eventos de arte y cultura, le gusta. Antes que juguetes ella prefirió que le compraran una maquina de escribir, para redactar cartas y sus vivencias de viaje.

Muy joven se casó con el inglés Alberto Blair con quien tuvo un hijo, Antoñico. Se separó del marido divorciándose.

Fue mecenas de artistas, escritores, músicos. Entre sus patrocinios iniciales destaca la formación de la Orquesta Filarmónica de México, ahora convertida en Nacional.

Fue de amores intensos. Amó al pintor Manuel Rodríguez Lozano.

Fundó el teatro de Ulises en el centro de la ciudad de México, preparó, junto con algunos de sus amigos creadores, la puesta en escena de varias obras.

Participó con entusiasmo en la campaña presidencial de José Vasconcelos en 1929. Relata Henestrosa la pasión amorosa que vivió con el candidato. Antes de terminar la campaña, partió a Nueva York. De el amor vivido con el intelectual y político escribió más que una carta un poema, según cita el autor:

Crueldad azul de las montañas frías –recorte perenne de su pasmo fijo de su goce o dolor, pureza pura –montañas en perfil, dimensión única –espinas del recuerdo prisionera –casco diáfano del horizonte mío –el cielo impenetrable, penetrado -¿es mi alma el filo de vuestro perfil, perfil del horizonte? –huid...Escucho el ritmo cojo del tren sobre los rieles –tren que sabe solfear –más rápido, más rápido. El destino me espera. Ayer nacía -¿acaso hoy? Del parto, el recuerdo de ansias mortales, de mí, nada sé. Fuerte vendaval que sacudes los frutos maduros, leve cicatriz; beso de la savia previsora a la rama que se queja en el recuerdo. Pasos que caminan al presente claro –lejana inquietud. La tierra que se comba finge una certeza –que trajera el saber, en los ajos en lágrimas, el grito en la garganta seca. ¿Así había de ser?

En Nueva York conoce entre otros a Federico García Lorca, el poeta español. Regresa a México por su hijo. Parte con él y el pintor Rodríguez Lozano a Nueva Orleáns y de allí a París.

Entra en contacto con Vasconcelos, quien allí vive exiliado después del gran fraude electoral que le impidió ser Presidente de México. Colabora con él en su revista La Antorcha.

Al poco tiempo decide terminar todo. Escribió en su diario: Terminaré mirando a Jesús; frente a su imagen, crucificado... Ya tengo apartado el sitio, en una banca que mira al altar del Crucificado, en Notre Dame...

Henestrosa, quien tuvo de mecenas a Antonieta, termina:

Era la mañana del 11 de febrero de 1931. Sobre el ruido del disparo se hizo el silencio eterno.

Hoy su recuerdo lo tenemos en el rostro de la Victoria alada que corona la Columna de la Independencia y que conocemos como Ángel, en una de las glorietas del Paseo de la Reforma en la ciudad de México.


Título: María Antonieta Rivas Mercado
Autor: Andrés Henestrosa
Editorial: Miguel Ángel Porrúa
Edición: Primera reimpresión, abril 2005, de la primera edición de marzo de 1999.


En la imágen, de El Corzo. Los paranóicos, Antonieta Rivas Mercado, Manuel Rodríguez Lozano, Salvador Novo, Xavier Villaurrutia, Lupe Marín.

14 comentarios:

Clarice Baricco dijo...

Ya nos contarás del libro cuando termines tu lectura.
Yo leí de ella, "Correspondencia, 87 cartas de amor".

En cuanto al libro de Roncagliolo, es un buen libro, me gustó pero no me mató. A ver que te parece a ti.
De Santiago me gustan mucho sus columnas.

Saludos veracruzanos

Angeek dijo...

Siempre me pareció una mujer atrapada en un tiempo que no era de ella.
¡Saludos!

Trini dijo...

Qué interesante vida la de esta mujer y qué trágico final. Fue apasionada hasta el morir. O quizá murió porque perdió la pasión?...

Un abrazo y gracias por tus palabras en mi blog de vehemencias

angel dijo...

Un gusto descubrir tu espacio literario para leer esta reseña del libro de Henestrosa en el que se basó la película de Saura. Fue un personaje que actualmente es tan escasamente conocido como la influencia que ejerció en toda una época de nuestro desarrollo cultural.

Saludos...

Gaby dijo...

En todos los países hay mujeres que hicieron historia de alguna manera, digo, que no les pasó su vida en forma inadvertida...
Está bueno recordarlas.
Abrazo en la distancia!
(Te podés sumar al colectivo, mandá mail y te agregamos, no hay necesidad de número de post y esas cosas,besos!)

Gaby dijo...

En todos los países hay mujeres que hicieron historia de alguna manera, digo, que no les pasó su vida en forma inadvertida...
Está bueno recordarlas.
Abrazo en la distancia!
(Te podés sumar al colectivo, mandá mail y te agregamos, no hay necesidad de número de post y esas cosas,besos!)

Mafer dijo...

Hola. A propósito del libro de Henestrosa, que espero conseguir pronto, estoy interesada en encontrar la película de Carlos Saura. Ahora mismo vivo en España y, aunque apenas he empezado a buscarla, todavía no la encuentro. Como es una co-producción con México (financiada, además, por quien fue esposa de López Portillo) tal vez la peli esté por allá. Si sabes algo te agradecería mucho que me lo dijeras. Gracias!!! mi mail: mafer.galindo@gmail.com

SSA dijo...

LE LIBRE C'EST MAGNIFIQUE, J'AI LIT LE LIBRE ET JE VAIS A FAIRE UN TRAVAILLE SUR CET, EL LE GAGNER (MOI)VAIS ALLER A PARIS...

Anónimo dijo...

Hoola! Dónde puedo conseguir el libro "87 cartas de amor"?

Graciela dijo...

Considero que Antonieta fue una gran mujer, con mucha sensibilidad que no fue comprendida en su tiempo. Asimismo, pienso que fue una víctima de la sociedad, ya que en esa época la mujer no tenía voz ni voto, y mucho menos sabía valorarse a sí misma. En lo personal, siento dolor al leer sobre su muerte, sin embargo, debemos rescatar todo lo bueno que hizo, a pesar de su corta y atormentada vida, por la sociedad cultural de México, y que a la fecha disfrutamos, como es la Orquesta Sinfónica Mexicana.

Anónimo dijo...

Hola a todos. Sólo queria compartir el amor que se entrevé en tu escrito por Mexico, cn la recomendación de la biografis de Tina Modotti a través de un cómic.

Modotti. Una mujer del siglo XX
Ángel de la Calle
Ediciones Sinsentido

Salud

Anónimo dijo...

Sin duda alguna fue una mujer adelantada (muy) a su época,además de tener un caracter muy extremo, pues mientras con su coraje y decisión fue capaz de retar a una sociedad cerrada a la participación de la mujer en cualquier ámbito, ese mismo coraje la debilitaba en el amor, su amor por Vasconcelos la lleva directo al final de su vida.

DIANA-CHAN dijo...

una de las primeras grandes mecenas de mexico

Anónimo dijo...

La vida de Antonieta Rivas Mercado me apasiono, sin embargo sigo sin poder creer que una mujer como ella se haya quitado la vida, mas aún por todo lo que lucho por que no le quitaran a su hijo.
De cualquier modo tanto ella como su padre nos dejaron un legado invaluable