domingo, marzo 30, 2008

Sobre la fotografía



Ensayo escrito por Susan Sontag sobre el arte de tomar fotografías. La autora trata sobre la fotografía desde su invención hasta la década de los setentas del siglo XX.

Se toman fotografías para coleccionar el mundo dice la autora. Me surge la pregunta ¿cuántas fotografías hay de ciertos paisajes del orbe? Sin duda que de muchos sitios del mundo hay una inmensa cantidad de fotografías. Pienso en una caída de agua en algún lugar muy visitado de la Tierra, la escena aunque aparentemente es la misma va cambiando en forma continua, el agua va corriendo, no es la misma a cada segundo en el mismo sitio exacto, en una secuencia fotográfica puede captarse la que parece la misma escena y no lo es, así a lo largo del tiempo. En esto la fotografía es un registro de una parte de la realidad, que a la vez nos sirve para conocer lugares distantes, algo que no conoceríamos si no existiese la fotografía. Aun cuando existe la pintura que, de alguna manera, sirvió para hacer ese registro de la realidad y llevarlo a otras partes.

Me gusta tomar fotografías, es algo que he hecho desde niño. No recuerdo con precisión cuál fue la primera fotografía que tomé. La primera cámara fotográfica que conocí fue la de mi padre, una caja negra, un paralelepípedo, al frente tenía su lente que abracaba casi toda la superficie, en la parte superior, en un pequeño rectángulo, la mirilla donde se veía la escena a fotografiar, había que colocársela a la altura del diafragma, ver la escena y oprimir el obturador. Las fotografías así tomadas quedaban guardadas en el rollo o película que se llevaba a revelar e imprimir cuando mi padre iba a la ciudad, donde dejaba el rollo y en un siguiente viaje volvía con el cuadernillo de fotografías en blanco y negro. Luego ya hubo fotos a color.

Las fotografías son una pequeña parte de la realidad y constituyen un registro de escenas o sucesos a lo largo del tiempo. He visto algunas fotografías en museos. Cuando era adolescente, adolecía de mucho, tuve la casual fortuna de estar en la inauguración del Archivo Casasola en Pachuca, Hidalgo. Allí vi el registro fotográfico de los sucesos de la Revolución Mexicana y de las primeras décadas del siglo XX mexicano. Impresiones en sepia, revolucionarios con sus carrilleras, algunos montados en sus caballos o sobre los vagones de trenes. La Adelitas, mujeres de la Revolución, me impresionaron, me siguen impresionando.

Hace dos semanas fui al Palacio de las Bellas Artes, en el centro histórico de la ciudad de México, y vi la exposición homenaje al cinefotógrafo Gabriel Figueroa por su labor en el cine mexicano de mediados del siglo pasado. Vi fotografías de otros autores, vi a México por la lente y los ojos de otros que ya no están entre nosotros. Esa muestra fotográfica nos permite ver algo de lo que ha sucedido en estas tierras mexicanas. Por ello la fotografía ha sido y seguirá siendo una forma de conservar la memoria de lo que somos.

Leer a Sontag me hizo conocer otras maneras de interpretar el porqué de la fotografía en otras culturas. Ella se refiere en específico a los registros fotográficos de los Estados Unidos de América y de algunos casos de Europa. En cada país la fotografía ha tenido y tiene significados para sus circunstancias.

La fotografía nos acerca a los seres humanos. Es por imágenes que conocemos cómo son en otros países, otras culturas. Es, por ello, un invento que ha ayudado a la humanidad, en algo fundamental que es conocerse, mirarse, aun cuando sea sólo en imágenes. De la fotografía, imagen fija, surgió el cine, luego el video. La televisión tiene como su antecedente básico a la fotografía. Y ahora por medio de la Internet y las fotografías podemos saber qué pasa del otro lado del mundo. Es la fotografía un espejo que refleja partes de las imágenes de lo que es la humanidad y el universo. Y eso es mucho.


Título: Sobre la fotografía, título original: On Fotography, 1973
Autora: Susan Sontag
Traducción de Carlos Gardini, revisada por Aurelio Major.
Editorial: Alfaguara
Edición: Primera en México, julio de 2006.


En la imagen, fotógrafos de medios y concurrentes a una Jornada en Defensa del Petróleo presidida por Andrés Manuel López Obrador en Xalapa, Veracruz, el 28 de marzo de 2008. Algunas de las imágenes obtenidas y publicadas en los medios son para denostar al personaje y otras para registro de que allí estuvieron con él.

7 comentarios:

Grogal dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Angeek dijo...

No solo transmiten la memoria, también captan la emoción del momento. Gran mujer la Sontang.
Saludos Eleonaí

Clarice Baricco dijo...

Me gustó mucho tu texto.
El libro es excelente.
Yo ahora disfruto de ver fotografías. Antes estudié un poco en un taller. Ya en algún texto comenté sobre éste libro y mi gusto.
Ojalá pueda ir al DF a ver la expo.

Seguimos.

Abrazos.

Guhn dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Lorena dijo...

Hola Eleonaí... no mires ahi...digo en los links que ponen un tal guhn y un tal grogal...son virus webpage... :S
Y pasando a lo del post, muy bueno, y buena referencia, la buscaré, aunque mis recursos aqui son muy escasos, quizás cuando vaya a México. A mi también me gusta retratar al mundo, pero sobre todo esos momentos de mi vida que pasan y que ya nunca volverán.
Saludos desde la lejana Escandinavia...

Avelina dijo...

a mí también me gusta tomar fotos, y sí, ésta provee una parte de la realidad.
Me gustó tu post.
Susan Sontang... sí, famosa escritora, aunque no la he comprendido muy bien... me falta analizarla un poco más...
Un abrazo afectuoso

Dumuro dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.