domingo, septiembre 21, 2008

Arrancame la vida

La novela de Ángeles Mastretta la leí en su primera edición, en 1985. En 2005 se publicó una edición conmemorativa de sus primeros 20 años. Una edición de lujo, pasta dura y bella portada. La primera edición, de Cal y Arena, tenía una grabado del Chango García Cabral, oriundo de Huatusco, una pareja bailando tango y los músicos ejecutando. Me gustó. Disfruté su lectura.

Una tarde fría de fines del siglo pasado. En Teziutlán, la tierra del general Maximino Avila Camacho -hermano de Manuel, también general y quien fue presidente y sucesor del General Lázaro Cárdenas del Río- todas las tardes son frías, estábamos, después de la merienda, saboreando unos tequilas, llegó un solitario guitarrista, mayor él, le pregunté sí se sabía Arrancame la vida, si, y empezó la interpretación. Lo hizo las tantas veces que se lo pedí.

Hoy volví al cine. Fuí a ver la película basada en la novela de Mastretta. En el cine sólo se ve lo que la pantalla limita. Eso ví. La interpretación del director.

Como quiera que sea, es una ilustración de la vida política del México posrevolucionario. Una parte de la vida del hermano incomodo de los años cuarenta. Me pregunto ¿cuántos de quienes vieron la película la relacionan con la realidad de esa pequeña parte de la historia mexicana? y ¿cuánt@s xalapeñ@s la perciben como una historia muy cercana?



El tango de Agustín Lara me sigue gustando. Y aquí está, interpretado por Eugenia León, quien en la película lo canta interpretando a Toñita ¿Toña La Negra?

3 comentarios:

Jolie: Desde la Barandilla dijo...

aahh.. la mastretame atrapo con esa novela y de ahi pal real no he dejado de leerla... mujeres de ojos grandes, Mundo iluminado...

no se pero me reservo el derecho de ir a ver la adaptacion cinematrografica.


aunque por ver a Eugenia leon y Gimenez cacho a lo mejor vale la pena el sacrificio


:P ja

Clarice Baricco dijo...

Me encantó la película. La producción más cara de los últimos tiempos del cine mexicano. Y lo interesante de la película es que la Mastretta estuvo junto con el director cuidando los detalles.
Claro que se parece mucho a la realidad. Y sì, es Toña la negra.

Me dio mucho gusto saber que fuiste al cine. Vaya, me has sorprendido.

Por cierto, el jueves en el Ágora estará la escritora.

Recibe abrazos cinéfilos.

marichuy dijo...

Elonai

No sé si esté de acuerdo, pero siento que faltó un director más sensible y sobre todo, un buen casting. La única excepción la hace Daniel Giménez Cacho, quien recrea un Andrés Ascencio muy semejante al del libro. De ahí en fuera, no hay mucha emoción... y que Eugenia no canta completo el tango larista que da nombre al film, ni tampoco "Temor", la canción preferida del General Ascencio.

Saludos