domingo, febrero 25, 2007

El ABC de las y los mexicanos



Hablar, la manera de hacerlo es parte de la identidad. En este ABC de cómo lo hacemos las y los mexicanos, Guadalupe Loaeza nos describe, nos retrata hablando, diciendo las palabras con el significado que las y los mexicanos entendemos. En forma de diccionario, de la A a la Z, Loaeza recoge las palabras que utilizamos en los diálogos, conversaciones y otras formas de expresión, generalmente oral, con las cuales platicamos, conversamos las y los mexicanos.

También reflexiona sobre el significado en la vida social y política de algunas palabras, que describen la conducta de los políticos y de los ciudadanos o del hacer de aquellos sobre algunos, cada vez menos, manipulables mexicanos.

Abusar es lo que han hecho de la política algunos, por ello han acarreado a mexicanos con necesidades elementales. Se han encumbrado en la burocracia para vivir. Se portan muy cabrones cuando alguien les reclama lo que no hacen, a veces a tal grado que los mandamos al carajo. Hay que chingar por que vienen chingando. Con el dedazo se menospreciaba la democracia, por ello nos está costando tanto arribar a ella, ya que ahora la derecha se ha enseñoreado en el poder.

Le echamos ganas y seguimos trabajando por la democracia. Para lograrla hay que enseñarla a los escuincles en sus hogares y escuelas.

Sigue abundando la fayuca, hasta los más fregados tienen una tele comprada a algún fayuquero. Están gruesos ellos y los de la policía se hacen gueyes.

Si jubilamos la H, de todos modos diríamos ¡híjole! Ya no hay que huevonear.

A veces hay que cargar itacate, pa´ no andar aguando el hambre.

Al llegar a la J, en la parte central del libro, Loaeza reflexiona sobre el indio Benito Juárez. Recuerda la escena en la Cámara de Diputados el 1 de diciembre de 2000, cuando tomó posesión como presidente Vicente Fox y los diputados del PRI le interrumpieron su discurso con la expresión Juárez, Juárez, Juárez, y él respondió con cierto sarcasmo: Si, si, Juárez. Se pregunta la autora cuántos lugares en México se llaman Juárez: Ciudades, pueblos, aeropuertos, avenidas, calles, parques, escuelas, universidades, bibliotecas, hospitales, hoteles, cines, billares, cantinas. Y recuerda un danzón que dice: ¡Ah, si Juárez no hubiera muerto... todavía viviría! Sigue el homenaje a Benito Juárez con citas de su libro Apuntes para mis hijos.

Jalada, joto, jodido.

Kafka, de haber nacido mexicano sería recordado como un escritor costumbrista. Kitsch a la mexicana: varios de los programas de la televisión.

Lambiscón. Libro vaquero. Ligar. Lunes mexicano.

Macho, Madrazo. ¡Madre! Mandilón. Mordida.

Naco. Nene y nena. Ni modo.

Ñañaras. Ñoño.

¡OK, maguey!

Pa´. Padre, padrísimo, padrisísimo. Palanca. Polaca.

¿Qué? Quinceañera. Quiubo, quiúbole, quiubas.

Rajarse. Re, rete, requete. Regarla. Rifársela. Rollo. Ruco.

Sabroso. Sin ton ni son. Soltar la sopa. Sospechosismo.

Tequila. Tolerar, tolerante, tolerancia, cuánta nos falta.

¡Uta! ¡Uy!

Vaciado. Vacilón. Ventanear. Verbo mata carita. Vibra. Voy o voytelas.

W. C. Me vale Wilson.

¿Yo? Yunque, la derecha en el poder.

¡Zacatelas!

Hace pocos domingos, en una entrevista publicada en emeequis, Guadalupe Loaeza se definió como una frívola con conciencia social.



Título: El ABC de las y los mexicanos
Autora: Guadalupe Loaeza
Editorial: Grijalbo
Edición: Primera, enero de 2007.

6 comentarios:

Clarice Baricco dijo...

Me encantan tus alebrijes.

Estuve leyendo el "abecedario" en sus columnas del periódico Reforma.
Si vale la pena tener el libro. Ya lo vi por ahi.

Saludos soleados

Juana Gallo dijo...

¡Ah!, pues qué bien que comentas este libro, ya me he interesado... gracias.

Saludos

gatita dijo...

Querido Elonaí habrá que revisar el libro.... aunque para ser honesta estoy que me muero de sueño.....
Saludos a tí, la familia y mi colega..... suerte en el exámen de especialidades....
Un fuerte abrazo y un beso MUUUUUA!!!

Lorena dijo...

Bueno se describió muy bien, jeje
de cualquier manera, me gusta la guadalupe, siempre te hace reir un poco y reflexionar también... me acuerdo cuando mi marido escuchó por primera vez la palabra híjoles...la confundió con frijoles, y en lugar de decir híjoles decia fríjoles!, jejeje.....
saludos!

Lorena dijo...

Por cierto, te he añadido a mis links, así ya no te me escapas, jeje

Mary Rogers dijo...

Hola Eleonai,
Resulta curioso para un extranjero revisar el 'slang' de otro país. De hecho, hay varios términos que aun no entiendo. El libro me parece que debe ser muy interesante.
Un abrazo