domingo, marzo 18, 2007

Henestrosa, el otro Andrés: el mío

Imagen y palabra de Andrés Henestrosa por Blanca Charolet


La fotógrafa Blanca Charolet formó este libro con las fotografías que en varías sesiones le tomó al maestro Henestrosa, incluye también las respuestas a las preguntas que la artista de la lente le hizo al escritor, según ella las recuerda.

Es un libro de bella manufactura ilustrado con imágenes en blanco y negro, o mejor dicho en blanco, varias escalas de gris y negro. En la portada, el maestro Henestrosa va caminando por un sendero en el campo, en el fondo se aprecian pastizales, él, erguido, avanza mirando al frente, va ataviado con un saco a cuadros y su corbata que la hace volar el viento, lleva sombrero, sus manos en los bolsillos del pantalón, camina. Camina como ha caminado tanto a lo largo de sus 100 años de vida.

Por tratarse de una edición que tiene el copatrocinio de la Cámara de Diputados, tiene inicialmente una presentación que destaca la labor de Henestrosa, sus méritos para que recibiera el galardón Eduardo Neri que le entregó ese órgano legislativo en octubre de 2003. Enseguida un prefacio de la fotógrafa Charolet. Una nota del editor Miguel Ángel Porrúa y el prólogo escrito por el homenajeado donde rememora la ocasión en que conoció a la autora fotógrafa, su paisana.

En cada página una fotografía de Henestrosa o de los temas que aborda él en sus respuestas a la autora. Cito algunas de las respuestas del maestro:

¿La tierra?

La tierra es nuestro sustento.
No en balde se llama la madre tierra.
De tierra estamos hechos
y en tierra al final nos convertimos.

Y, ¿los libros?

Yo creo que en el libro se suman todas las capacidades del hombre: el que inventó la tinta, el papel, el tipo de imprenta, la imprenta. En el libro, en el papel, el hombre pone lo que piensa, lo que siente, lo que sufre. Lo que lo alegra, lo que lo mata, lo que le da vida. Por eso el libro es para mí una cosa sagrada, santa.

¿Qué me dice de la lectura?

En mi oficina leo acostado.
Soy un camaleón: lo que no quiere decir
que sea un león en la cama...

¿Qué es para usted la palabra?

La palabra es la más grande invención, creación del Hombre.
En la palabra se repite su creador:
No te olvides que el mundo se creó por unas cuantas palabras:
Hágase la lu.
Y la luz fue hecha.
La palabra es la Humanidad.
Y como la voz tiene diferentes colores y entonación,
según tenga el alma.

¿La pareja?

Es el gran hallazgo de la vida.
Es la búsqueda y rara vez el encuentro de la mitad que nos falta:
la mujer.

¿Los hijos?

El hombre se prolonga en el hijo; lo tenemos cundo somos jóvenes; en él te prolongas. Sobrevives, anatómicamente hablando.
Heredas la nariz de tu padre y los ojos de tu madre; tienes el mismo andar de tu abuelo.

Para Andrés, ¿qué es el tiempo?

El tiempo, Blanca, es la irrealidad más real que el hombre pudo concebir: Es su invento más asombroso.
Existe independiente de nosotros: nos trae, nos lleva; nos detiene, nos ordena andar.
Cuando decimos Tiempo, el tiempo ya pasó, y con él, nosotros.
¿Por qué lo inventó el hombre?
Lo inventó para saber lo que ha vivido y lo que le falta por vivir. El tiempo es ese puente invisible, inexistente que hay entre la vida y la muerte: las dos inmensas nadas.
Un suspiro, un sollozo, un parpadeo de la nada: eso es el tiempo...,
la inmensa nada.

Para usted, ¿qué ha significado escribir?

Es siempre un intento, nunca un logro.
El intento de decir lo que pasa en los más profundo de tu ser:
El que más camina en esa búsqueda, simplemente se aproxima, nunca llega a decir todo lo que soñó. Era torpe sus canción, decía Manuel Gutiérrez Nájera, pero verlo. ¡que linda la melodía que oía!

Noventa y tres fotos, una por cada uno de los años que tenía Andrés Henestrosa cuando lo conoció Blanca Charolet.

Ayer tomé este libro. Lo busqué para verlo y leerlo otra vez. En la semana que terminó recibí un mensaje en mi buzón: La reseña que publiqué del libro Andanzas, sandungas y amoríos, libro publicado en homenaje por los 100 años de Andrés Henestrosa, está citada en la página de divulgación cultural de Beto Buzali, en la sección Chin chin el que no lea. También, cuando publiqué esa reseña, recibí el comentario de Clarice Baricco sobre este libro de fotografías.

Éste es un libro para ver y leer. Y aprender.


Título: Henestrosa, el otro Andrés: el mío
Autora: Blanca Charolet
Editorial: Miguel Ángel Porrúa
Edición: Primera, septiembre de 2004.

3 comentarios:

Clarice Baricco dijo...

...y quieroooooooo el libro.
Cuando lo vi en la librería me la pasé de hoja en hoja.

abrazo soleado

Lorena dijo...

Que interesante!, me encantaron las palabras que aqui transcribes del maestro Henestrosa, cuanta sabiduría!, yo tambien quiero el libro, lo buscaré por internet, si no, en mi próximo viaje a México, buena recomendacion. Por otra parte felicidades por la publicación de tu reseña... Como siempre, todo lo que publicas muy interesante... sigue posteando!
saludos

oktomanota dijo...

muy bonitas palabaras, genial el post enhorabuena
saludos