miércoles, abril 04, 2007

Las pequeñas memorias


Me gusta leer libros de memorias, lo que platican quienes deciden compartir lo que vivieron, sus vivencias, sus amores, sus luchas, sus haceres, sus vivires.

Estas pequeñas memorias que termino de leer son las de José Saramago, así lo conocemos y cada vez más desde que fue reconocido, por su obra literaria, con el Premio Nobel de Literatura. En realidad son pequeñas, por ser un texto breve, para la vida tan intensa que seguramente ha tenido quien ganó un Nobel y también son pequeñas por que se refiere a su infancia y adolescencia, esto eso cuando fue pequeño. Esas vivencias son las que nos platica Saramago en estas pequeñas memorias.

Lo primero que sorprende es que no es su apellido Saramago, como lo reconocemos. No es su apellido por que no lo es de su padre, José de Souza, de quien heredó el nombre y el apellido. Resulta que al padre le apodaban Saramago, era conocido como El Saramago, y el oficial del registro civil, en un gesto de cierta venganza hacia el padre, escribió en el acta de nacimiento del pequeño José de Souza también el Saramago. Por ello ahora lo conocemos así José Saramago, en lugar de José de Souza, hijo de El Saramago.

Él refiere que le gusta la imagen de su hermano Francisco que murió siendo niño, que de alguna manera con lo que ha hecho hace un reconocimiento a su hermano Francisco que no tuvo la oportunidad de vivir más, sino sólo poco tiempo.

De lo que más platica Saramago es su vida en el campo, cuando visitaba a sus abuelos maternos, cerca del río El Tajo, en la villa de Azinhaga. Recuerda los olivos, las sembradíos de maíz, la milpa decimos en México, la cosecha de mazorcas, el cuidado de los cerdos, su venta en los pueblos vecinos, la trayectoria para llevar los cerdos a su venta. La limpieza del gallinero y de las conejeras.

Su aprendizaje de las primeras letras y del idioma francés, por medio de un libro de conversación portugués – francés. Las escuelas a las que asistió. Sus estudios para técnico mecánico especializado en cerrajería. Las aventuras escolares.

El aprendizaje de la sexualidad, la exploración de su cuerpo y el conocimiento y exploración del cuerpo femenino.

Habla, más bien escribe, y publica una foto de su madre, de su belleza. Escribe sobre su padre, quien emigrado del campo a la ciudad es en ésta un agente de la autoridad, es policía.

Recuerda a sus amigos. Especialmente recuerda a José Dinís, quien murió joven. Recuerda a sus abuelos, especialmente los maternos con quienes compartió parte de su infancia.

Relata sobre el paisaje de Azinhaga, su exploración de las cercanías de El Tajo y sobre el lecho del mismo río.

Saramago relata sus memorias de cuando era pequeño.


Título: Las pequeñas memorias
Autor: José Saramago
Editorial: Alfaguara
Edición: Primera, Febrero de 2007.

5 comentarios:

galadriel_m dijo...

Estoy en fase de lectura...Retrato en sepia de Isabel Allende y de verdad es recorfortante leer esas vivencias de personas de todos los tiempos de a veces pasarlo no tan bien como uno sueña logra hacer que sus vidas sean mejores.
Saludos y Felices pascuas desde Quilpué. Chile.

Juana Gallo dijo...

Eleonaí, hola
te dejé una invitación en mi blog, entrada "MEME"...

Abrazos virtuales

Jesús V dijo...

En España Saramago es famoso gracias a la ex-ministra de cultura, y ahora presidenta de Madrid Esperanza Aguirre cuando dijo aquello de que le gustaba mucho la gran escritorA Sara Mago.

Bohemia dijo...

Vivencias que nos enriquecen, sin duda...

Bss

Clarice Baricco dijo...

Otro libro para leer.
Necesario.
Buen texto que nos compartes.

Abrazo

Graciela