viernes, enero 11, 2008

Andrés Henestrosa

Foto de Blanca Charolet

Ayer falleció el gran escritor, grande por su obra, por sus 101 años, por su sencillez, por su conocimiento de la lengua española, por su lealtad a su lengua zapoteca, por su legado: los libros de su autoría y todos sus escritos, y su acervo que donó a la ciudad de Oaxaca y que se conserva en la biblioteca que lleva su nombre: Andrés Henestrosa.

Él compuso La Martiniana para que se le cantara, dice:

Ay, niña, cuando yo muera
no llores sobre mi tumba;
toca sones algres, mi vida,
cántame "La Sandunga"

Toca "El bejuco de oro"
la flor de todos los sones
canta "La Martiniana", mi vida
que alegra los corazones.

...

Si quieres que no te olvide,
si quieres que te recuerde,
canta sones alegres, mi vida
música que no muere.

...

Que descanse el maestro. Y que haya paz en su descanso.

Lila Downs canta La Martiniana:


Estocolmo 2007

De Andrés Henestrosa y sobre él en este blog y en el de los domingos:

4 comentarios:

Angeek dijo...

Sabía que no podía faltar un post tuyo al respecto. Lamentable pérdida. Un grande de la literatura mexicana.
Un grande de Oaxaca.

Coro dijo...

Eleonaí, hola
Una gran pérdida, sí.
Se fue otro contemporáneo: Ángel González... allá a donde fueron segurito se armarán unas buenas tertulias, jajaja.

Feliz año!!!

Clarice Baricco dijo...

Y se van los grandes.
No lo olvidemos.

Abrazos.

Mary Rogers dijo...

Todas las pérdidas son dolorosas, éste lo es para más que su familia. Ya leeré.
Un abrazo

PD: aun no me mudo de casa pero si de blog